« Anterior | Principal | Próxima »

El juego de las diferencias

Categoría:

Matias Zibell | 2007-10-17, 16:52

Café
Una de mis revistas preferidas aquí en El Cairo trae en su número de octubre una guía para convertirse en un "Verdadero Egipcio".

"Fundamentalmente irracional pero al mismo tiempo peligrosamente inteligente para moverse, las habilidades y el temperamento de un Verdadero Egipcio son muchas y variadas", advierte Community Times y luego despliega un listado por demás colorido de este ciudadano promedio.

Para un extranjero en esta tierra como yo, el recetario sirve como guía de comportamiento y confirma ciertas percepciones aprehendidas en estos meses. Para un latinoamericano, es una oportunidad única de jugar al juego de las similitudes y las diferencias con las costumbres de nuestro mundo.

El primer consejo para ser un verdadero egipcio es considerar todas las veredas o aceras como zonas de peligro. La única forma de escapar de este terreno minado es adentrarse en la calle y caminar seguro de que nada malo nos puede pasar.

Esto yo lo experimenté en Buenos Aires cuando las confiterías y los negocios comenzaron a apoderarse del espacio público e inundaron las aceras con mesas, sillas y carteles publicitarios. En Miami me ocurría con los automóviles, que estacionaban en las puertas de sus casas sin importar si había una senda peatonal.

Pero nada como la experiencia cairota. Aquí es casi imposible caminar de una esquina a la otra sin tener en algún momento que dejar la vereda y rodear un auto, un cantero con flores, un puesto de diarios y revistas, pilas de basura o gente fumando pipas de agua.

El primer día que salimos con el carrito de bebé de Joaquín pensamos con María que jamás podríamos dejar nuestra casa de nuevo sin adquirir un cochecito 4 x 4, hasta que comprobamos que más gente camina por la calle que por las aceras, lo que ofrece otra excusa a los automovilistas -como si hiciera falta una más- para pitar sus bocinas.

Aunque ya he comentado sobre
el tráfico, paso a enumerar algunos consejos sobre el caos vehicular: "Las reglas de tránsito sólo son un marco de referencia. Un Verdadero Egipcio logrará que éstas se adapten a su conveniencia. Uno de los efectos no deseados de cumplir con estas normas puede ser su muerte o la de los peatones que caminan por la calle".

"Para manejar como un verdadero egipcio usted debe sentarse, meditar y tratar de sentir
lo que lo rodea con el poder de su mente, sienta 'la fuerza'. Deberá experimentar esto para poder guiarse por las calles cairotas sin, Dios no lo permita, mirar su espejo retrovisor", agrega Community Times.

Ustedes comentaron en aquel blog las similitudes de mis descripciones con las condiciones del tráfico en Caracas, México y La Habana. Aquí les dejo otra advertencia de la publicación egipcia que como latinoamericanos les resultará conocida.

"Si uno estaciona su auto en un lugar donde hay espacio para dos carros, fíjese de dejar el suyo de tal forma que impida estacionar a nadie a su lado. Si no hay lugar para aparcar, siéntase libre de dejar su vehículo en doble fila, sin olvidar el freno de mano para que nadie pueda moverlo".

O tal vez les suene familiar ésta: "Si usted encuentra un tacho de basura en la calle y quiere deshacerse de algo, asegúrese de que sus desperdicios caigan 10 metros lejos del tacho. También puede colocarlos al lado o debajo del mismo, nunca adentro".

El consejo que viene me parece fabuloso porque yo lo experimenté en varias ciudades latinoamericanas, incluyendo las de mi país, cuando viajaba como mochilero. "Un verdadero egipcio puede dar direcciones en cualquier lugar del planeta, aunque jamás haya escuchado el nombre de la calle o el lugar en cuestión".

Egipto, como algunos de nuestros países en el pasado y en el presente, está experimentando serios problemas con la libertad de expresión. Editores de medios independientes han sido interrogados por la policía y otros han ido a prisión por artículos publicados sobre el gobierno y las fuerzas de seguridad.

Un blogger llamado Abdel Kareem Soliman fue condenado a cuatro años de prisión en febrero de este año acusado de insultar al Islam y al mandatario egipcio, Hosni Mubarak, a quien llamó "dictador".

"La política puede ser un tema complicado -advierte Community Times- pero un Verdadero Egipcio siempre hablará abiertamente de política. Uno puede sentirse libre de quejarse de muchas cosas e incluso de abrazar la democracia y tratar de jugar un papel en la arena política del país. Tenga cuidado sin embargo de volverse demasiado activo en la política, como querer votar o tener su propio blog".

Otro tema muy presente en la sociedad egipcia, como en todo Medio Oriente, es Dios. Aquí sí que el Señor es omnipresente. Está en el llamado a la mezquita, en la gente que reza en la calle, en la lectura del Corán en los espacios públicos y por su puesto en el lenguaje. La primera palabra que aprende uno en árabe -de tanto escucharla- es inshalla.

"No importa las habilidades, el tiempo o el esfuerzo que uno haya invertido en un proyecto. Cuando llegue el momento de la verdad, el Verdadero Egipcio se libera de toda capacidad y responsabilidad personal invocando la palabra inshalla: 'si Dios quiere'".

"En realidad, lo mejor es usar esta palabra como respuesta para todo, desde '¿me vas a devolver mañana el dinero que me debes desde hace dos años' hasta '¿qué piensas de la Teoría de la Relatividad de Einstein?'".

Aunque hay algunas indicaciones más, elijo terminar con una muy peculiar que me ha causado curiosidad desde que llegué. En Londres, en Miami o en Buenos Aires, ver dos hombres tomados de la mano significa, sin tener que pensarlo dos veces, que es una pareja homosexual disfrutando de un paseo.

En Cairo no, aquí la homosexualidad es perseguida sin tregua, pero eso no evita ver hombres caminando con los brazos entrelazados o las manos tomadas.

"Para ser un Verdadero egipcio, su orientación sexual debe estar limitada sólo hacia el otro sexo. Es más, usted debe evitar cualquier comportamiento que sugiera lo contrario. Sin embargo, si usted es hombre, pocas cosas lo definirán como un supremo egipcio tanto como tomar casualmente con su brazo el brazo de otro hombre mientras caminan por la ribera del Nilo".

"La otra excepción son los besos. Bese dos veces en las mejillas a los otros hombres cuando se encuentre con ellos, pero nunca considere tener el mismo gesto con el sexo opuesto, a menos que sea su tía".

Y con esta última diferencia termina el juego. ¿Qué elementos en común encontraron con sus sociedades y que les parece absolutamente extraño? ¿Qué cualidades hay que tener para ser un Verdadero Ciudadano de sus países?

Si quieren ver más fotos del Cairo pueden hacerlo en el espacio que hemos abierto con BBC Mundo en Flickr, https://www.flickr.com/photos/nuestro_blogger_bbcmundo/

ComentariosAñada su comentario

  • 1. A las 02:54 PM del 17 Oct 2007, San Escribió:

    jaja gente curiosa esta, muchas de sus costumbres las puedes encontrar en México, aunque hay que estar ahi para dimensionar realmente el nivel
    platicando con mi maestra de inglés (ella es britanica) me dice que las calles aqui resultan ser muy locas y que debe recordar todo el tiempo andar con cuidado

  • 2. A las 03:36 AM del 18 Oct 2007, Matilde del Carmen Masats Escribió:

    Matias: Como paseamos con los Zibell, será que el Cairo esta super poblado, que pena la poca higiene que cuenta ese hermoso pais. Pero las grandes ciudades como así sus pueblos, se deterioran en imagen, no pasando por las clases altas que gozan de todo el oro y el lujo. Los paises que no cuentan con orden, son los más castigados, se aprecia en pobreza, dejades y abandono. Viven como liricos, y no les importan las costumbres. Esperamos la proxima con ansiedad, para enterarnos detalles del mundo entero. Gracias por las fotos son preciosas. Un beso para todos y uno especial para Hakim. Tu compatriota Matilde.

  • 3. A las 07:07 AM del 18 Oct 2007, Mario L.Grigorio F. Escribió:

    Estimado Matías,mi saludo a tí y familia.Luego de leer el periplo de Alejandría y tu visión de la ciudad y su rica historia,de recordar a Gengis Khan,un conquistador tan formidable como Iskhander ,como se conoce a Alejandro en India,donde es admirado aún,me detuve finalmente en El Alamein y sus muertos en esa contienda,tan trágica e inutil como todas.Cada uno de los adversarios tiene su camposanto,y,no es dificil darse cuenta ,quién fué el vencedor.La mejor ubicación,a la salida de la ciudad,es la de los Aliados .Alemanes e Italianos están más retirados,en el de Italia se lée:Faltó suerte pero nó valor.un buén epitafio,aunque no créo que a los moradores les importe mucho.Y ahora ya actualizado,al juego que propones.Algunas perlas del típico uruguayo....,Sentirse Campeón del Mundo,aunque hace 57 años que no le ganamos a nadie y perdemos con cualquiera.Gardel es URUGUAYO,y,aunque séa cierto, fue en Bs.Aires donde triunfó,así que en realidad Gardel es Rioplatense.Practicar la Pálida:ej.Dós amigos se encuentran y uno con cara de felicidad le comenta al otro,Sabés que aumentaron 25% los sueldos?que bueno,no?.Noo,contesta el amigo,mañana te suben el combustible,la energia,las comunicaciones y los servicios médicos..,y así la cara de su amigo y su entusiasmo se derriten como un helado al sol del verano.En fín,en todas partes se cuecen habas,por nuestros lares a calderadas.Mario

  • 4. A las 09:35 AM del 18 Oct 2007, Tania Escribió:

    Yo aquí en Tokyo he tenido que luchar como no tienes idea con la muy mexicana costumbre de besar a las personas conocidas al saludarlas... Todo son reverencias y palabras amabilísimas pero ¡cómo hace falta el contacto físico! Y otra cosa que has de aprender es a aparentar que antes que todo te interesa el bienestar común. Nada de gritos de dolor si alguien te pisa en el tren, no, lo que debes hacer es decir sumamente apenado "sumimasen, sumimasen" pidiendo disculpas por poner tu pie debajo del de la otra persona. Y siempre debes aparentar tener prisa o bien que tienes un destino fijo -nada de vagar por las calles calmadamente- porque te verán como sospechoso de algo...

  • 5. A las 01:11 AM del 19 Oct 2007, Cromatica Escribió:

    En cuanto a trafico, me parece que describes la ciudad de San Jose, Costa Rica. Manejar o caminar sus calles, se necesita de una destreza y malicia, que sin ellas no estarias a salvo.

    Yo te cuento que me costaria habituarme, nosotros en Costa Rica nos saludamos de beso, y sin embargo aqui en USA acostumbran un abrazo, que te confieso me hace sentir extraña, aun no me habituo.

    Creo que es dificil adaptarse a otros paises, no es imposible, pero culturalmente lleva un lento proceso, y no queda mas.

    Aqui un articulo que escribi acerca de una experiencia entre culturas que me hizo analizar mis propias convicciones:

    https://trazandocaminos.blogspot.com/2007/09/convivir.html

    Saludos y abrazos

  • 6. A las 07:56 PM del 20 Oct 2007, Vanina Escribió:

    Me llamó mucho la atención que los hombres vayan tomados de la mano... ni en las películas lo había visto. Claro, que pensándolo bien, las películas donde El cairo eran escenario eran producciones norteamericanas, con lo cual seguro eso no lo mostraban...
    Sigo disfrutando las fotos que subis a flickr!

  • 7. A las 07:19 AM del 12 Nov 2007, jose Escribió:

    bueno, loque pasa es que todos tenemos diferentes experiencias de las ciudades en las que conocimos,por ejemplo ....a mi me encanta ny...pero cuando ando en otra ciudad ,,(paris, amsterdam,etc,,)y si el olor es de miados, me recuerda nueva york......nada malo.... es nada mas asi.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.