« Anterior | Principal | Próxima »

El "lado B" de los lugares

Categoría:

Matias Zibell | 2007-01-24, 19:28

bloglugares.jpg Este fin de semana tuve la suerte de conocer la ciudad de Saint Petersburg, aquí en el estado de Florida. Y digo la suerte porque no es un destino turístico demasiado conocido.

Si uno piensa en Florida, Estados Unidos, piensa en Miami, en los parques de diversión de Orlando y tal vez en Cabo Cañaveral, donde se encuentra el centro espacial.

Caminando por el muelle de Saint Petersburg reflexioné sobre todos esos lugares que no conocemos porque no están recomendados por las agencias, las guías o los suplementos turísticos de los diarios y no pude menos que sentirme mitad desilusionado y otra mitad engañado.

En mi ciudad, Buenos Aires, los extranjeros son llevados sin falta a Caminito en el barrio de la Boca, a la Plaza Dorrego en San Telmo, a recorrer la peatonal Florida o al cementerio de La Recoleta.

La tumba de Evita, los bailarines de tango, los negocios de ropa y las casas pintadas de mil colores son el imán o el anzuelo, según como se lo mire.

Pero en su corta estadía los turistas nunca pisarán el Parque Lezama, o las Barrancas de Belgrano, y cuando estén distraídos les robarán la oportunidad de caminar por Avenida de Mayo, perderse por Parque Chas o comerse un asado en la Costanera Sur.

En Londres ocurre lo mismo. Yo llegué en abril del año 2000 y salí disparado con mi guía de bolsillo a fotografiarme en el Big Ben y en Picadilly Circus, a conocer los cines y los teatros del West End, a pagar una fortuna por entrar a la Torre de Londres y a cruzar gratis el Puente de la Torre.

Recién con los años supe de los músicos ambulantes de Covent Garden, los conciertos a la luz de las velas de Saint Martin in the Fields, la vista desde el Alexandra Palace, los pasadizos secretos de los antiguos dominios templarios y de las calles angostas del barrio de Highgate.

Todos estos lugares que están mencionados en las páginas interiores de las guías turísticas me recuerdan a aquellas canciones que se encontraban en el "lado B" de los cassettes (los jóvenes actuales que nacieron a la música con los discos digitales tal vez no entiendan este concepto de los lados de una cinta de tape).

Pero yo que soy de la época del cassette, sé muy bien que los temas más conocidos de los cantantes o grupos de rock and roll siempre estaban en el lado A. Había que ser muy fanático o muy metódico para "dar vuelta" el cassette y conocer bien las 5 o 6 canciones que se escondían tras esa B.

A veces, el esfuerzo o la curiosidad tenían su premio, y uno encontraba letras o melodías memorables condenadas al reverso por las discográficas o los productores musicales.

Saint Petersburg, la ciudad a la que hacía referencia al comenzar el blog, tiene un as en la manga que puede jugar para acceder al lado A: un museo que guarda una de las colecciones más importantes de Salvador Dalí fuera de España.

La misma Lonely Planet, en su guía de Florida, se pregunta cómo terminaron todas estas pinturas del artista catalán en este "pequeño y antiguo Saint Petersburg". Por suerte, ella misma ofrece una respuesta:


Resulta que Reynolds Morse, poderoso líder industrial y amigo de Dalí, comenzó a coleccionar sus obras allá por la década del 40 y cuando decidió un día colocarlas todas bajo un mismo techo, esta ciudad estadounidense le otorgó todas las facilidades posibles.

Pero Saint Petersburg no me atrajo sólo por sus museos (tiene más de 5, un número significativo para el tamaño de la ciudad). En realidad, comencé a enamorarme de ella desde el momento en que salí en su búsqueda.

Vaya uno a donde vaya, es aconsejable al menos una vez al mes tomar cualquier ruta y dejar Miami atrás. Sirve para recordarle a uno que vive en Estados Unidos.

El primer cambio radical tiene lugar en la radio del automóvil. Las emisoras de salsa y otros ritmos caribeños desaparecen en manos de las frecuencias dedicadas a la música country.

Para que la experiencia sea completa, se recomienda parar en alguno de los comederos al costado de la ruta, pedir unos huevos revueltos con tocino y tragarse una taza del café que despierta el espíritu y perfora el estómago.

El camino hacia Saint Petesburg es particularmente agradable. Uno cruza la península en línea recta por la ruta 75, atravesando la Reserva Nacional de los Cipreses, y luego sube por la 275 hasta cruzar el puente Sunshine Skyway, que al atravesarlo parece una gigantesca montaña rusa sobre el mar.

Una vez en la ciudad, se puede visitar su muelle, donde los pelícanos están esperando ansiosos por ser fotografiados, o ir a la marina a contar mástiles, o recorrer sus calles típicas de localidad costera. Lo importante es tomarse el tiempo para disfrutar esa serenidad que sólo otorgan las ciudades pequeñas, íntimas.

Cualquiera de ustedes podrá decir, con razón, que las vacaciones no suelen alcanzar para conocer estos sitios y que si uno visita Florida, más vale foto al lado del ratón Mickey en mano que 100 pelícanos volando.

También es cierto que uno como turista visita lo que puede y a las corridas y que no somos culpables de no conocer lo que no ha sido promocionado.

Por eso les propongo a ustedes que cuenten sobre el "lado B" de sus ciudades, sus provincias y sus países.
Aquellos barrios, pueblos y caminos que representan -según su opinión- la esencia del lugar donde viven, mucho mejor que las atracciones que promocionan vuestros ministerios y secretarías de Turismo.

Tal vez nosotros nunca vayamos a visitarlos, pero al menos no podremos utilizar la ignorancia como excusa.

ComentariosAñada su comentario

  • 1. A las 09:47 PM del 25 Ene 2007, han trinh Escribió:

    Lo gusta much ese BLOG que hable de lado B de cada cosa. Es vero che muchas veces la gente como turista siempre va solamente al lado A mentre quizas hay siempre un lado B ,los de lugares meno reconocidos por los guios pero son también interesantes igual se no más. ¡VIVA el lado B de cada ciudad turistica en todo el mundo !
    Lo siento mucho se hay cualche errores porque estoy aprendiendo la lengua española solo de recente .

  • 2. A las 10:02 PM del 25 Ene 2007, San Escribió:

    Hola Matías, esa es una costumbre que he atesorado durante mucho tiempo, cuando vienen amigos a mi ciudad, les ofrezco un panorama de lo que hay, una especie de: esto dice la guia turística pero a mi me gusta mas esto, esto y aquello, ¿por donde empezamos? y asi les doy la oportunidad de que conozcan un poquito de todo =P
    saludos y besos para tu bebé

  • 3. A las 11:36 PM del 25 Ene 2007, la lola Escribió:

    Es cierto el lado A del turismo y de muchas cosas de la vida es el que prima, nos encanta que vean lo bonito de nuestra ciudad,país y hasta de nosotros mismos, csai siempre tratamos de esconder "nuestro lado B"
    En ocasiones visitamos un lugar y vemos unicamente lo externo y no nos importa su historia, sus origenes, sus pobladores y quizás hasta nos retratamos en el lugar más vulgar.
    Pero lamentablemente somos víctimas de los medios, de los intereses de las empresas turísticas y de nuestra pasividad en no buscar en la magnificencia de la naturaleza lo que jamás el hombre podrá ofrecer.

  • 4. A las 11:47 PM del 25 Ene 2007, Humberto Cubides Escribió:

    Viejo Matías, se la vacilo usted y bastante con este tema (te la vacilastes es una expresión local que significa que te salio bien lo que hiciste), es cierto eso del lado B de los lugares. Y es que le pusiste un titulazo al tema, fue lo que me engancho a leerlo.

    Pienso cuando llegas a una ciudad que no es la tuya, lo mejor que puedes hacer es ponerte a caminar (teniendo cuidado de saber cuales son los sitios peligrosos), así uno descubre lugares y cosas interesantes y agradables, me a pasado incluso en mi propia ciudad.

  • 5. A las 12:14 AM del 26 Ene 2007, Frank/PR Escribió:

    Excelente artículo:
    Yo también soy de la era del cassette y un poco más atrás, el ocho tracks. el monstruoso cartucho plastico que se dañaba con una facilidad pasmosa.
    La realidad es que como tu dices, siempre o nos seducen para visitar los lugares "turisticos" más recomendados, o simplemente nos convertimos en
    sonambulos del visitar los mismos lugares cada vez que viajamos, negandonos a nosotros mismos la oportunidad de crecer cultural y socialmente.
    Voto por que tambien se promueba el lado B.

  • 6. A las 09:59 AM del 26 Ene 2007, La hormiguita Escribió:

    Es una gran verdad lo que dices, y está claro que el turista va a lo que viene a ser el tópico de cada país. Pero la parte B es la apasionante, donde se cuentra el verdadero sabor de una ciudad y de sus gentes. El problema es que cuando estamos en una ciudad desconocida, el clima general de violencia que hay en el mundo nos hace pensar si ir o no a sitios que usualmente no son recomendados en las guías. Aquí hay que hacer un homenaje al amigo que nos encamina por la parte B sin los riesgos de caer en la parte X de las ciudades.
    Saludos!

  • 7. A las 12:42 PM del 26 Ene 2007, Tesne Escribió:

    A ver..??? en mi país Venezuela uno de los sitios a los que van muchos turistas es a la isla de Margarita, pero entre tierra firme y esa isla se encuentra la peninsula de Araya y aunque no es muy popular si es muy bonita, con pueblos de pescadores y casa muy coloridas.

  • 8. A las 05:47 PM del 26 Ene 2007, Caribe Escribió:

    De paso los lados B son mas BARATOS! Hay sitios q con el pasar del tiempo se han vuelto tan turisticos q pierden el encanto.

  • 9. A las 11:20 PM del 26 Ene 2007, El Mostro Escribió:

    Así es. No hay nada mejor que subirse a un transporte público y dejar que el destino no lleve.
    Saludos.

  • 10. A las 12:11 AM del 27 Ene 2007, mameri Escribió:

    que viva el lado b!

    siempre es bueno conocer un poquitín más de lo que una guía turística ofrece. y para descubrirlo ayuda mucho el testimonio de quien vive ahi

  • 11. A las 12:55 AM del 27 Ene 2007, santiago Escribió:

    El turismo del lado B es como descubrir nuestra espalda. Visitar lugares que no siempre se encuentran en las guías, caminar calles empedradas o de tierra donde la gente estea sentada en la puerta de su casa, donde un grupo de mujeres caminan con fardos de legumbres en sus cabezas, donde hay barcos con pescadores que estean lavando la cubierta, donde huele la vida, donde duele vivir. Ese es el lado B del turismo. No donde nos quieren llevar, donde nos llevan para mostrarnos aquello que produce dinero, donde venden camisas, sombreros, y mil cosas que mantienen la zona, la isla, el lado A. Alguna vez te has visto la espalda? Qué sabes de esa parte de tu cuerpo? cómo es? visítala con un espejo de frente y otro detrás y harás turismo en el lado "B"

  • 12. A las 01:22 PM del 27 Ene 2007, ana meraz Escribió:

    QUE BUEN ARTICULO, QUE BUENO QUE ALGIEN REFIRIO EL TEMA. EN MEXICO HAY PLAYAS MUY BONITAS QUE SON GRANDES CENTROS TURISTICOS Y SON LOS QUE LA SECRETARIA DE TURISMO PROMUEVE; PERO EL ENCANTO DE LA "PARTE B" ES PRESISAMENTE ESE, QUE COMO NO ESTAN PROMOVIDAS PUES NO ESTAN INVADIDAS. POR EXEMPLO BAHIA DE KINO, SONORA. UN PRECIOSO PUEBLO DE PESCADORES QUE NO ESTA ENGENTADO. ES MAS BONITO LO QUE UNO DESCUBRE POR SI MISMO Y NO POR TANTA PROMOCION.

  • 13. A las 08:31 PM del 27 Ene 2007, Tania Escribió:

    Yo no me habría sentido engañada por descubrir un lugar así, sino especial.

  • 14. A las 10:09 AM del 29 Ene 2007, Boliviano Escribió:

    El lado A (turistico) de Bolivia siempre suele ser lo andino. Se nos ve como un pais de montañas y altiplano, de caras quemadas por el Sol, y la mayor parte de los turistas solo pasa por La Paz, Potosi y Uyuni.

    Sin embargo existe un hermoso y desconocido lado B: valles, llanos, selva, pantanales. Misiones jesuiticas en el oriente, con hermosas iglesias (Chiquitania). Ciudades de valle con el mejor clima y comida del mundo (Cochabamba, Tarija), ciudades pujantes de mujeres hermosas, que no tienen nada que ver con lo andino (Santa Cruz, Trinidad), parques nacionales con una increible diversidad de fauna y flora.... en fin... Bolivia toda es un lado B.

  • 15. A las 02:28 PM del 29 Ene 2007, sara Escribió:

    Hola,
    En una oportunidad, me tocó recibir a un extranjero que me pidió que lo llevara, además de los lugares turí­sticos, él querí­a tener contacto real con el paí­s. Viajar en autobus, ir a la zona central, etc, etc. Decí­a que le molestaba irse de un paí­s sin conocer a su gente. Y creo que es lo que todos deberí­amos hacer, presentar nuestro lado A y no olvidar nuestro lado B.

    Saludos

  • 16. A las 09:05 AM del 30 Ene 2007, Luis Escribió:

    Me encantó tu blog, soy de una provincia del interior viviendo en Buenos Aires, y siempre que viajo voy a esos lugares que solo yo y los citarinos/pueblerinos conocemos y que desafortunadamente los turistas con sus paquetes no conocen, son esos lugares que te llenan los ojos los oídos y el espíritu.

  • 17. A las 02:08 PM del 30 Ene 2007, Alex Escribió:

    Vaya coinsidencia, yo también estaba en Saint Pete este pasado fin de semana. Me pareció muy bonito y quiero volver pronto. Vi lugares muy bonitos que recordaron un tanto a mi Caribe bello.

    Lástima que no nos "topamos" por ahi. Será para la próxima.

  • 18. A las 05:49 PM del 30 Ene 2007, Mariluz Barrera González Escribió:

    Matías es increíble lo que leí acerca del motivo por el cual nace este blog. Me he iniciado hace poco como colaboradora en un diario y mi objetivo es hablar del sentir de mi gente, soy psicóloga y escuchar la historia de las personas te da una visión real del mundo.
    Hablar del Lado B de las ciudades es bello, y las personas tambien lo tienen. En un país o una población las personas que encuentras en el hacen realmente valiosa tu visita, pues te permiten conocer lo que emana la esencia de ese lugar. Soy de San Francisco de Campeche,Mex. un bello recinto amurallado cuyo lado B principalmente hermoso son las personas tan valiosas que encontrarás en él que en su mayoría no son famosas.
    Saludos y mil Felicidades.

  • 19. A las 03:08 AM del 31 Ene 2007, roberto Escribió:

    estuve en el Tigre el fin de semana, en el delta del Río Paraná, en una cabaña sobre Río Sarmiento. A pesar de mis 34 años, era la primera vez que iba allí. Realmente es recomendable, ya hay muchos turistas extranjeros que se están animando. Es una suerte de "retiro espiritual" en un ambiente selvático, a una hora de Buenos aires, en un marco de quietud y silencio absoluto que invita sigilosamente al reposo, principalmente por la noches.

  • 20. A las 06:03 PM del 31 Ene 2007, Edda Escribió:

    Hola Matías. Leí que haces este blog desde Miami e imagino que estarás al tanto de los sentimientos de frustración que deben tener algunos por allá que se preparaban para festejar la muerte de Fidel Castro, y ahora conocen que está en franca recuperación. ¿Viste el vídeo o las fotos? Bueno, espero que me comentes cómo han recibido la noticia por allá. Acá en nuestra Isla estamos felices, por Fidel, por nosotros y por nuestros enemigos: !qué revienten de rabia!
    Mis afectos

    Edda
    La Habana, Cuba

  • 21. A las 12:32 AM del 01 Feb 2007, Minerva Escribió:

    Es absolutamente cierto y esto del lado B, quienes ni siquiera tenemos la posibilidad de viajar en vehículo propio es maravilloso hacerlo de a pie y descubrir una y ¡mil maravillas! soy del puerto de Tampico, Tam. México y me encanta visitar el Distrito Federal... es una ciudad mágica... y una y otra vez sólo de a pie se reconoce el aleph que aguarda el lado B de la maravillosa capital mexicana.

  • 22. A las 01:43 AM del 02 Feb 2007, Martín Palma Melena Escribió:

    Definitivamente toda ciudad siempre tiene sus lados "B" que son los que la muestran en una faceta más auténtica...

    Saludos cordiales

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.