« Anterior | Principal | Próxima »

La tentación en Pekín

Hernando Álvarez | 2008-08-05, 11:30

pekin.jpg
Digo tentación, pero también es un dilema. Desde esta semana la gran mayoría de los medios de comunicación del mundo tendrá sus ojos puestos en China, y la tentación -o el dilema- es si hay que concentrarse en el aspecto deportivo de los Juegos Olímpicos o si más bien aprovechamos la oportunidad para tratar de abrir puertas que normalmente están cerradas.

Y es que no hay que olvidar que en China casi siempre todo tiene candado, y casi siempre hay que pedir permiso al gobierno para preguntar e indagar. Ahora, en medio de los Olímpicos, será más fácil colarse por ahí para tratar de descubrir nuevas historias.

"Un mundo, un sueño" es el lema por el que optó el gobierno chino para los juegos, pero desde hace varios meses es claro que ni es un solo mundo ni es el mismo sueño. Ahora, mientras escribo esta entrada, hay una guerra informal de propaganda.

Por un lado el gobierno chino quiere mostrarle al mundo que es una sociedad abierta que tiene poco que esconder; por el otro, decenas de organizaciones defensoras de los derechos humanos y activistas de diferentes causas quieren aprovechar los juegos para poner a hablar al mundo de lo que dicen que sucede en China a escondidas.

A mi juicio ya lo han logrado. Hace semanas la historia de la antorcha olímpica por el mundo estuvo opacada por las manifestaciones mundiales a favor de la liberación del Tíbet.

Hace apenas unos días, Amnistía Internacional convenció a la prensa mundial con un informe que resumía sus principales acusaciones de violaciones a los derechos humanos en China.

Y eso para no hablar de la controversia del acceso irrestricto a la Internet (aunque por primera vez en nueve años desbloquearon el acceso al servicio chino de la BBC ) o de las voces que piden que haya libertad para promulgar los ideales del movimiento espiritual Falung Gong, perseguido por las autoridades chinas desde 1999.

En algunas emisoras de la BBC preguntaron a la audiencia qué recordaba más de los Juegos Olímpicos del pasado. ¿Las hazañas deportivas o los escándalos políticos? Yo, quizás por mi condición, recuerdo más lo extradeportivo.

¿Ustedes qué creen? ¿dónde ponemos el ojo? Nuestro enviado especial, Rafael Chacón , ya está en Pekín junto con un centenar de periodistas de la BBC. Les recomiendo su blog y aquí mismo o en nuestra cobertura especial estaremos pendientes de sus comentarios y sus sugerencias.

ComentariosAñada su comentario

  • 1. A las 03:25 PM del 05 Ago 2008, tesne Escribió:

    creo que si se va a colar información de China, me refiero a cosas que el partido no quiera que se sepan, este es el momento. Aprovecho para expresar mi opinión sobre las olimpiadas y el Tibet.

    Estoy de acuerdo con que se celebren los juegos olímpicos, eso del boicot no favorece a nadie, pero por otro lado China ha estado ocupando ese territorio, y ni siquiera le han preguntado a los Tibetanos si quieren ser parte o no de China, con lo que me parece muy justa la causa Tibetana.

  • 2. A las 06:59 AM del 06 Ago 2008, Mauricio Escribió:

    "Un mundo, un sueño" no es un lema scout?... ah no, eso era ¨un mundo, una promesa¨... creo.

    Bueno, se supone que los eventos deportivos sean eso: deportivos.
    ¿Pero como no irse a la política cuando se trata del ultimo bastión importante de tendencia comunistoide?.

  • 3. A las 04:50 PM del 06 Ago 2008, Nuria Oquendo Escribió:

    Las Olimpíadas de Barcelona fueron llamadas, algo así como de la amistad porque ya se había caído el bloque comunista en Europa. Eso es también politizar los juegos y España no es ningún "bastión comunistoide" como usted dice tan despectivamente, Mauricio. Entonces qué? Para unos está bien y para otros no? Todo cambia según el color de cristal con se mire.

  • 4. A las 02:07 AM del 12 Ago 2008, Manuel Lisandro Girón Zamora Escribió:

    Habrá que dar la cobertura necesaria a los juegos olímpicos, pero cubrir las atrocidades de más de 60 años de comunismo descarnado será imposible. A lo sumo se podrá dar alguna luz a lo que sufren los chinos bajo la brutal tiranía. Y no, no es según el color del cristal con que se mire, no está bien, no estubo bien y no lo estará nunca. El comunismo no sirve.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.