Nelson Mandela x 3
 
Contra el SIDA
 

Nelson Mandela en un acto de su campaña 46664 contra el SIDA

Contra el SIDA

 

Cuando Mandela abandonó la carcel en 1990, todavía no estaba claro el tremendo impacto que comenzaba a cobrar el VIH/SIDA en Sudáfrica. Según sus críticos, Mandela no supo ver durante su mandato la amenaza de la creciente epidemia, y no hizo lo suficiente para ayudar a las víctimas, muchas de las cuales morían rechazadas por sus familias y en la miseria.

De acuerdo a Naciones Unidas, el SIDA afectaba en 1990 a 1% de los sudafricanos, hoy en día la tasa de infección supera el 20% y se estima que mas de cinco millones de sudafricanos están infectados. Luego de abandonar la presidencia, Mandela asumió el compromiso de la lucha contra el SIDA, haciendo una campaña por más fondos, más investigacion, y mejor tratamiento y educación.

En el Dia Mundial del SIDA en 2000, insistió en la urgencia de la lucha, comparándola con el desafío anterior del apartheid: "Nuestro país enfrenta un desastre de proporciones inconmensurables. Estamos frente a un enemigo silencioso e invisible que está amenazando las bases de nuestra sociedad. Sean fieles a su pareja, usen condones. Dénle a los niños amor, una sonrisa y paz, no SIDA".

En noviembre de 2003, la Fundacion Mandela lanzó una nueva campaña a nivel internacional con el objetivo de recaudar fondos para la lucha contra el SIDA. La campaña lleva el nombre "46664", el número de prisionero del líder sudafricano en Robben Island.

Mandela había dicho que la mejor forma de combatir el estigma del SIDA era hablar con franqueza y esa fue su elección en enero de 2005, cuando anunció públicamente que su hijo Makgatho Mandela, de 54 años, había muerto de SIDA. La declaración envió también un mensaje al gobierno, criticado por no proveer suficientes medicamentos antirretrovirales, en un país en que el SIDA y las enfermedades derivadas del mismo siguen costando la vida de al menos 600 personas cada día.
^^ Volver arriba Volver al índice>>