A fondoConvivir con el SIDA  
A fondo | Convivir con el SIDA | Un día a la vez
 

------------------------------------------------

 
- Presentación

------------------------------------------------

 
- Día 1

------------------------------------------------

 
- Día 2

------------------------------------------------

 
- Día 3
 
Keith, Trinidad y Tobago: día 3

Día 3

 

Bien, hoy tuvimos una fiesta de cumpleaños para una integrante del plantel de nuestra oficina. Se llama Bernadette. Ella tiene dos hermanos que están aquí en la institución.

Escuche el diario de Keith

Comimos helado y un hermoso pastel. Aunque yo soy diabético y no debo comer eso, probé un poquito de helado con la punta del dedo.

¡Ah, me siento tan feliz! Especialmente con mi hija en España que me llama todos los meses. Me dijo: "Papi, quiero que vengas a España en enero". Esto ya lleva dos años. Quiere que la visite. Cada vez que me llama me repite: "papi, quiero que vengas"
Keith
 
Además de la fiesta y Bernadette, también estaba una madre cuyo hijo abandonó nuestra institución hace tres semanas y sabemos que vagabundea por las calles descalzo y sufriendo.

Ella vino hoy y se paró a hablar al respecto y cómo se siente. A pesar de que se siente responsable de él le dijimos que no debía pensar así. Kwame (el muchacho) regresará cuando el quiera regresar.

Un adicto deja de consumir drogas cuando él quiera. Nadie lo puede obligar.

Otra cosa que me alegró el día es haber recibido una llamada de mi hermano que vive en Estados Unidos. También me llamó mi hija que vive en España. “Hola, papá ¿cómo estás?” Ellos me dan tanto valor para seguir adelante con lo que hago.

¡Ah, me siento tan feliz! Especialmente con mi hija en España que me llama todos los meses. Me dijo: "Papi, quiero que vengas a España en enero". Esto ya lleva dos años. Quiere que la visite. Cada vez que me llama me repite: "papi, quiero que vengas".

Tiene ocho meses de embarazo y quiere que la visite en diciembre, pero no creo que pueda por el costo del pasaje. Vale mucho dinero.

Pero me siento extraordinariamente bien que, a pesar de que mi hija y todos conocen mi situación, aun me reciben con los brazos abiertos y me tratan como un ser humano. Eso es maravilloso.

Esta noche voy a dormir con una sensación maravillosa, sintiéndome maravilloso sabiendo que mis hijos están bien, mi madre, mi hermana y que yo estoy sano
Keith
 
Es algo tan maravilloso saber que, a pesar de que soy un drogadicto, en vías de recuperación, y una persona que vive con SIDA, tengo una vida normal y productiva.

Tengo un propósito en la vida de llevar el mensaje a la gente de que uno no tiene que morir de SIDA, se puede vivir con la enfermedad.

Ahora pienso en lo que debo hacer mañana. Debo reunirme con la gente en al Corporación Cívica, donde hago trabajo voluntario y pruebas.

Estamos tratando de instalar máquinas en toda la ciudad para que la gente tenga más sitios donde puedan hacerse las pruebas del VIH, en lugar de solo contar con un lugar donde todo el mundo sabe que si uno va, uno tiene VIH/SIDA.

Esta noche voy a dormir con una sensación maravillosa, sintiéndome maravilloso sabiendo que mis hijos están bien, mi madre, mi hermana y que yo estoy sano.

Voy a dormir al lado de Dios. Él me pone a dormir y luego me despertará mañana. Él me despertó esta mañana y yo sé y le rezo para que me despierte mañana para enfrentar el día.
 
^^ Arriba Convivir con el SIDA - Índice principal >>