Semblanza de Josemaría Escrivá de Balaguer
 

------------------------------------------------

 
- Historia oficial

------------------------------------------------

 
- Su carácter

------------------------------------------------

 
- Franquismo

------------------------------------------------

 
- Nazismo

------------------------------------------------

 
- Canonización

------------------------------------------------

 
- La «Obra»

------------------------------------------------

 
- Sus palabras

La «Obra»

 

Críticos han acusado al Opus Dei de tener un "perfil sectario", de "secretismo", "elitismo", "integrismo", "vocación de poder", "manipulación" de sus miembros, "captación agresiva" sobre todo de jóvenes, "machismo" y "promoción de la mortificación corporal", entre otros cargos.

Fieles del Opus Dei en Roma
Fieles del Opus Dei en Roma
El movimiento ha despertado sospechas dentro de la misma iglesia católica.

Por ejemplo, el difunto primado de Inglaterra, George Basil Hume, estaba tan preocupado por las actividades del Opus Dei en su diócesis que en la década de los 80 elaboró una serie de recomendaciones (entre ellas, que se impidiera el ingreso a la "Obra" de menores de 18 años y que los proyectos del Opus Dei fueran identificados claramente como tales).

Tambien cardenales de tendencia moderada y progresista como los italianos Giovanni Saldarini y Carlo Maria Martini se han opuesto a la organización. A Martini le inquietan los que llama "nudos doctrinales y disciplinarios" dentro de la iglesia.

Si bien se ha sugerido la "simpatía" de Juan Pablo II con el Opus Dei, uno de sus teólogos favoritos, Hans Urs von Balthasar, una vez describió la institución de Escrivá de Balaguer como una "concentración del poder fundamentalista en la iglesia".

En algunas partes del mundo, como Estados Unidos y principalmente España -donde el Opus Dei nació y tiene más miembros e influencia-, ex miembros de la organización se han unido para alertar por internet sobre los riesgos y consecuencias de unirse al grupo.

El portavoz del Opus Dei Jack Valero niega todas las acusaciones en contra de la "Obra" aunque admite que "algunos" pueden haber cometido errores. Pero aclara que se trata de desaciertos del pasado, ya que la organización ha cambiado.

En cuanto a las denuncias de ex miembros, Valero simplemente dice que le duele que se hayan ido en malos términos y hablen mal de Opus Dei, pero también destaca los casos de personas que abandonaron el grupo y mantienen una buena relación con él. No obstante, aclara que no pone en duda la credibilidad de las personas que cuentan sus malas experiencias.
^^ Volver arriba Volver al especial>>Opus Dei: radiografíaTestimonios