BBC Página Principal escríbanos | ayuda  
BBC Mundo
Marcelo Risi
Marcelo Risi
productor
de la serie


Sucedió en el Siglo XX La energía nuclear

2. La bomba atómica

El peor de los temores de hizo realidad: los avances en la investigación de la fusión del átomo fueron aprovechados para fabricar el artefacto más mortal jamás construido, capaz de arrasar con la vida de millones de personas.

Hiroshima representa el horror de la aplicación bélica de la energía nuclear.

La bomba atómica fue, según una de las tantas interpretaciones, una acción desesperada para poner fin a la última etapa de la Segunda Guerra Mundial, con Estados Unidos y Japón como principales protagonistas.

El 6 de agosto de 1945, el legendario avión Enola Gay dejó caer la primera bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima. 100.000 personas, en su mayoría civiles, murieron en el acto. Otras 20.000 sufrieron las consecuencias de la radiactividad, y una cruel agonía hasta su prematura muerte.

Dos días después, la escena se repetía en la ciudad portuaria de Nagasaki, también en Japón. Resultado: 36.000 muertos y más de 40.000 heridos.

Antecedentes

El diseño y construcción de la bomba atómica comenzó en 1939, a cargo de un equipo integrado en su mayoría por científicos estadounidenses y británicos.

A partir de 1942, el ejército de Estados Unidos tomó las riendas del proyecto, y el gobierno del presidente Franklin Delano Roosevelt aportó cuantiosos fondos.

Robert Oppenheimer, líder del equipo científico que desarrolló la bomba atómica.

En 1942, se logró la primera reacción en cadena controlada. Más tarde, y bajo la dirección del científico alemán --radicado en Los Angeles-- Robert Oppenheimer, tuvo lugar la primera prueba de la bomba. Era el 16 julio de 1945. No había tiempo que perder. El destino de los ciudadanos de Hiroshima y Nagasaki estaba sellado.

El 14 de agosto de 1945, tras las dos explosiones nucleares, el presidente estadounidense Harry Truman anuncia la rendición incondicional del Imperio Japonés.

La guerra fría

A pesar de lo complejo de la tecnología para la fabricación de ojivas nucleares, varias potencias obtuvieron la información para construir su propio arsenal nuclear.

El mundo ya se dividía entre los países que poseían o no armas nucleares. Comenzaba una época de una paz templorosa. Se iniciaba la guerra fría.

El hongo atómico: sinónimo de destrucción y muerte.

La posibilidad de una Tercera Guerra Mundial era más que alarmante: podría llevar a la extinción de la vida en la Tierra. Y ese temor estuvo a punto de convertirse en tragedia en octubre de 1962, con la crisis de los misiles de Cuba.

Luego de la asociación del gobierno de Fidel Castro con la Unión Soviética tras los frustrados intentos de invasión de Estados Unidos, Moscú dispuso la instalación de cohetes de medio alcance dotados de cabezas nucleares, que en cuestión de minutos podrían hacer impacto en varias ciudades de su principal enemigo.

Tras tensas negociaciones entre el presidente estadounidense John F. Kennedy y el líder soviético Nikita Kruschev, y del compromiso de Washington de que no promovería una invasión a Cuba, el Kremlin decide retirar los misiles. El mundo pudo respirar un poco más tranquilo.

Entretanto, la tecnología para la fabricación de armas nucleares continúa perfeccionándose: desde artefactos más livianos y pequeños, hasta la temida bomba de neutrones, que puede matar por efecto de la radiación, sin causar daños materiales.

El equilibrio nuclear

Aparte de Estados Unidos y la desaparecida URSS, las tradicionales potencias nucleares han sido Gran Bretaña, Francia y China.

Sin embargo, durante la guerra de Kachemira, Pakistán e India confirmaron que también tienen poder nuclear. Asimismo, algunos analistas indican que existe una decena de países que estarían en condiciones de sumarse a la lista, por ejemplo, Corea del Norte.

Como contrapartida, comenzaron a surgir grupos de presión en contra de la política de "armarse hasta los dientes", y que exigían el desarme nuclear bajo la consigna de "amor y paz".

En 1968 se firma el Tratado de No Proliferación de Armamento Nuclear. Desde entonces se han registrado avances y retrocesos.

El hito más grande lo constituyeron los acuerdos entre el líder soviético Mijail Gorbachov y su contraparte estadounidense Ronald Reagan, que determinaron la desactivación de gran parte de sus arsenales.

Habitantes de Hiroshima, ciudad destruida por la bomba H en agosto de 1945, manifiestan contra la continuación de pruebas de armas nucleares.

Ambiciosos proyectos como "La Guerra de las Galaxias", un escudo de defensa diseñado por el Pentágono para defender a Estados Unidos de un eventual ataque nuclear, quedaron en la nada.

A fines de este siglo XX ya rige un tratado de prohibición de pruebas nucleares, puesto en práctica luego de los polémicos ejercicios realizados por Francia en la isla polinésica de Mururoa.

La tensión nuclear ha disminuido, sí, pero no ha desaparecido por completo. No parece haber en el mundo un lugar seguro para escondernos del poder destructivo de las armas atómicas.

La única garantía es evitar cualquier motivo para su utilización: evitar una guerra. Pero, aún ello no sería suficiente.

La precaria situación del arsenal nuclear ruso ante la inestable situación de las ex repúblicas soviéticas, y hasta un eventual fallo de los sistemas de control de arsenales, podrían ser los detonadores de una catástrofe. Sólo bastaría que se active una de las cerca de 33.000 ojivas nucleares que existen en el mundo.

Series especiales de la BBC:
Un siglo, diez historias
Entre dos mundos - Niños y migración a Estados Unidos
60 años de un puente latinoamericano
Precaución: niños trabajando
Otras series especiales
 

 
AUDIO

Escuche: La bomba atómica

 
VÍNCULOS
Agencia Internacional de Energía Atómica (en inglés)
Nota: El contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
 
TAMBIÉN EN LA ENERGÍA NUCLEAR:
1. Energía nuclear: ¿beneficio o amenaza?
3. Chernobyl: una advertencia
4. Activistas anti-nucleares
5. Aplicaciones en la vida cotidiana
 
OTROS TEMAS:
Ideologías
El siglo de la salud
La conquista del espacio
Telecomunicaciones
El mundo: una aldea global
 

Desde los avances en la tecnología y las ciencia, hasta los choques ideológicos, el Siglo XX cambió el ritmo de la historia de la humanidad.

En esta serie presentamos una selección de algunos puntos clave que cambiaron nuestra vida cotidiana y la manera en que vemos al mundo ante la llegada del año 2000.


¡Escríbanos!
linea.directa@bbc.co.uk
Portada Portada | Arriba Arriba 

© BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.
Servicio Mundial de la BBC: temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas.