BBC Página Principal escríbanos | ayuda
BBC Mundo
 
Miércoles, 22.11.2000.
Auge y caída de Fujimori


Alberto Fujimori: su destitución marca el fin de una era.

Surgió en el mundo de la política casi de la nada en 1989, y marcó la historia de Perú durante la última década, sentando un precedente tras otro en política regional.

Ante una oposición al parecer más unida que nunca y ante la crítica de la Organización de Estados Americanos, OEA y de la Casa Blanca, Fujimori se lo jugó el todo por el todo por la segunda reelección y por un tercer mandato.

Alberto Fujimori basó su popularidad entre los más pobres.
Tras la crisis de los partidos tradicionales, los peruanos encontraron en este catedrático descendiente de japoneses, ingeniero agrónomo y una mastría en matemáticas, a la persona ideal para apostar a un cambio.

Luego de una década en el poder, nadie pone en duda que tal cambio se produjo, aunque su valoración varíe radicalmente entre los peruanos.

Un escándalo de corrupción protagonizado por su ex asesor y mano derecha Vladimiro Montesinos, sumado a los efectos de una dura situación económica, sellaron su destino.

Tan sólo 117 días después de haber asumido su tercer mandato, y tras una sorpresiva carta de renuncia redactada en Japón, a la postre rechazada, la era Fujimori llegó a su fin.

El Congreso, ahora controlado por la oposición, destituyó al hasta hace poco imbatible mandatario por "incapacidad moral para gobernar".

Por una jugada del destino, Fujimori no podrá ejercer ningún otro cargo público de por vida, de acuerdo con un artículo de la constitución que él mismo reformó en 1993.

Mano dura

Tras asumir su primera presidencia en julio de 1990, Fujimori adoptó un estricto plan anti-inflacionario que provocó el descontento de los sectores sindicales y del poder legislativo.

Luego del retiro del apoyo parlamentario, comenzó a gobernar por decreto y el 5 de abril de 1992 propició un autogolpe de Estado con el apoyo del ejército.

La lucha contra la violencia de los grupos sediciosos, como el maoísta Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, se transformó en el lema principal de Fujimori, quien supo capitalizar su éxito para volver a arrasar en las elecciones de 1995.

El poder detrás del poder

Partidarios de Fujimori, durante su visita a Capote en la campaña electoral.

Ante el aplauso de la mayoría de los peruanos, en especial de las clases populares, y la indiferencia de la comunidad internacional, la alianza de Fujimori y las Fuerzas Armadas se estrecha, y aumentan las denuncias de varios sectores de la sociedad peruana ante la consolidación de un régimen cívico-militar.

Muchos observadores independientes destacan la existencia de un poder detrás del poder, con un especial protagonismo de los servicios de inteligencia, y de su controvertido jefe, Vladimiro Montesinos.

El penúltimo capítulo de esta serie de sospechas y sombras sobre la gestión de Fujimori se escribió durante el último proceso electoral. La OEA, que ya expresó su preocupación tras la primera vuelta de los comicios, reiteró sus dudas en la segunda ronda
.

Las denuncias de fraude contra Fujimori también quedaron estampadas en las calles de Perú.

Alberto Fujimori se presentó a los comicios para intentar ejercer un tercer mandato, a pesar de que la constitución peruana limita a dos los períodos presidenciales que puede desempeñar un mismo gobernante.

El presidente siempre alegó que esta disposición entró en vigor durante su primer mandato, por lo cual, de acuerdo con la norma, su postulación a las elecciones del 2000 no era más que su primera reelección.

En palabras de la periodista Flor de María Sánchez, colaboradora de la BBC en Lima, La victoria de Fujimori en las elecciones del 28 de mayo, se convirtió en una "victoria pírrica".

Las irregularidades en el proceso electoral denunciadas dentro y fuera del país, que levantaron multitudes de protesta sin precedentes, concluyeron evidenciando lo que se ha llamado "el poder oculto" y sacando a la luz pública evidencias de altos niveles de corrupción en las filas del gobierno.

Tras la caída en desgracia del controvertido ex asesor presidencial y jefe del servicio de inteligencia, Vladimiro Montesinos, Fujimori se vio obligado a convocar a nuevas elecciones el próximo 8 de abril.

Ese gesto, sin embargo, no evitó la profundización de la crisis institucional que terminó con la toma de control del Congreso por parte de la oposición y la destitución de Fujimori.

 Búsqueda en BBC Mundo

 
NOTAS RELACIONADAS
Arrestan a abogado de Montesinos
¿Dónde está Montesinos? ¿Y cómo luce?
Montesinos se habría hecho cirugía plástica en Caracas
Fujimori se acerca a una posible orden de arresto
Fujimori: "no estoy exiliado en Japón"
Destituyen cúpula militar
Nuevo gobierno y esperanzas en Perú
Paniagua es el nuevo presidente de Perú
 
Valentín Paniagua
Valentín Paniagua: tiempo nuevo para Perú
Suspenden el lavado de banderas, por ahora...
Imágenes de banderas
Fujimori: el fin de una era
La carta de renuncia
Auge y caída de Fujimori
Alejandro Toledo, la fuerza opositora
Montesinos, el poder en la sombra
 
VÍNCULOS
Ministerio de la Presidencia de Perú
Fuerzas Armadas del Perú
OEA
Radio Programas del Perú
Revista Caretas
Red Científica Peruana
Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
    Portada Portada | Arriba Arriba     
© BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.
Servicio Mundial de la BBC: temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: