BBC Página Principal escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Cristina Lerner
Cristina Lerner
BBC Ciencia
Viernes, 07.07.2000.
Ciencia en breve

De sopa y tiburón



Un tiburón mutilado lucha por sobrevivir

Si cada vez que se mete al agua en el mar empieza a temblar por temor a los tiburones, piense que quizá pronto se acaben los motivos de ese miedo.

Peter Benchely, autor de la novela TIBURÓN, en la cual se basó la película del mismo nombre que aterró a toda una generación, dice que la pesca excesiva del tiburón está llegando a límites peligrosos.

La caza indiscriminada redujo dramáticamente la población de tiburones

Benchley se ha sumado a una campaña internacional -WildAid- para que se ponga fin a la práctica de cortar las aletas del tiburón, que se utilizan en sopas chinas muy codiciadas.

En los 25 años desde la publicación de TIBURÓN -arguye Peter Benchley- los tiburones han experimentado "un ataque sin precedentes e incontrolado".

WildAid exhorta a que se detenga la práctica de cortar las aletas del tiburón, que se venden a elegantes restaurantes asiáticos. En los Estados Unidos, por ejemplo, una sopa preparada con esas aletas puede llegar a costar US$100.

Una vez que se le ha quitado las aletas, el tiburón vuelve a ser arrojado al agua, donde –por lo general- o se ahoga o se desangra.

Para Peter Benchley, "la indiferencia ante la crisis por la que atraviesan estos animales espectaculares es completa; esta práctica es un derroche y debe ser detenida".

El autor recuerda con tristeza que ha "nadado con tiburones y visto también cementerios de tiburones sin aletas en el fondo del mar. Es un espectáculo horrendo."

Las aletas son para la sopa

La Organización para la Alimentación y la Agricultura de la ONU, la FAO, calcula que en 1996 la pesca comercial producía 760.000 toneladas de tiburones: eso significa unos 70 millones de animales.

Sin embargo, Wild Aid dice que, en su mayoría, los tiburones son capturados por accidente cuando se pescan otras especies, lo cual significaría que esa cantidad es aún mayor.

WildAid solicita:

- Que los gobiernos actúen en forma conjunta para reducir la demanda de aletas y otros productos provenientes del tiburón.

- Una moratoria global sobre el comercio de cualquier producto proveniente del gran tiburón blanco, el tiburón gris y el tiburón-ballena.

- Una reducción a niveles sustentables de la pesca directa del tiburón y una reducción sustancial en la pesca accidental.

- Un aumento considerable de la investigación sobre el tiburón y su explotación.

Captura matinal

WildAid describe al tiburón como uno de los principales depredadores de los océanos. Su presencia, dice, contribuye a determinar las complejas relaciones entre las especies marinas.

La organización ambientalista afirma, asimismo, que existen pruebas claras de que ciertas especies de peces han desaparecido debido a la reducción en la cantidad de tiburones.

En Tasmania, por ejemplo, la langosta se extinguió comercialmente cuando su depredador principal, el pulpo, proliferó a raíz del exterminio de los tiburones locales.

Se cree que las primeras especies de tiburón surgieron hace unos 408 millones de años. Ahora, después de una trayectoria de tantos siglos, según Peter Benchley, algunas especies se han reducido en aproximadamente un 90%.

Y a quienes recuerdan con horror la película TIBURÓN, basada en el libro de Benchley, WildAid tranquiliza diciendo que mientras el ser humano da muerte a 100 millones de tiburones por año, los tiburones dan muerte a apenas 12 personas anualmente.

El grupo internacional dice además que hay muchas más posibilidades de que nos mate un rayo, la picadura de una abeja o un accidente de aviación, que el ataque de un tiburón.

Un ciberloro inteligente


Si los humanos pueden, ¿por qué yo no?

Un loro gris africano de nombre Arturo está aprendiendo a utilizar la Internet. El experimento se realiza en el prestigioso MIT, Massachusetts Institute of Technology.

Según estudios publicados en la revista científica New Scientist, el pájaro, que tiene cuatro años, oprime un ratón adaptado especialmente para cambiar las imágenes en la pantalla.

La dueña de Arturo, Irene Pepperberg, se hizo famosa por haber enseñado a otro loro gris africano—Alex—no sólo a hablar repitiendo palabras sino además a comunicarse.

Ahora, Irene Pepperberg tiene intenciones de crear un buscador de Internet para sacar del aburrimiento a los loros que viven encerrados en sus jaulas.

Según ella, estos pájaros son tan inteligentes como los monos y los delfines.

 Búsqueda en BBC Mundo
 
EN ESTA PÁGINA
De sopa y tiburón
Ciberloro inteligente
 
CIENCIA EN BREVE
Malaria, salvajes y SIDA
Ranas, sexo, agua y desorden
Pánico, longevidad y fetos que aprenden
Grasa, elefantas y diabetes
Delfines, helicópteros y calzones
'Tecno-ropa', suicidios y simios
Dinosaurios, ratones y ojos falsos
Elefantes, pollos y fumadores
Manos, desastres y lo pequeño
Tiburones en peligro y ciberloro
Huevos, piscicultura y aspirinas
Primates, hotel estelar y catástrofe ecológica
Cosas del Mediterráneo y nuevo testigo de violaciones
Trepaparedes, fútbol y circuncisión
Videopíldoras, genes y tierra
 
VÍNCULOS
Revista New Scientist (en inglés)
Revista Nature (en inglés)
British Medical Journal (en inglés)
British Heart Foundation (en inglés)
Nota: el contenido de las páginas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.
 
 ¡Escríbanos!
 
linea.directa@bbc.co.uk
    Portada Portada | Arriba Arriba     
© BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.
Servicio Mundial de la BBC: temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: