Las impresionantes imágenes de una escalada nocturna sobre hielo

31 agosto 2014 Última actualización: 07:30 GMT

Eidfjord, en la costa oeste de Noruega, es un fiordo famoso por sus gigantescas cascadas de hielo y fue el escenario perfecto para combinar el trabajo del fotógrafo Thomas Senf con el equipo de escaladores Mammut.
Imagen de escalada en Eidfjord
Eidfjord, en la costa oeste de Noruega, es un fiordo famoso por sus gigantescas cascadas de hielo y fue el escenario perfecto para combinar el trabajo del fotógrafo Thomas Senf con el equipo de escaladores Mammut.
Imagen de escalada en Eidfjord
Las impresionantes estructuras de hielo y nieve llegan a tener hasta 500 metros de altura. "Tomar fotos y filmar de noche es un gran reto", dice Senf. "La iluminación correcta determina si tienes éxito o fracasas".
Dani Arnold
Dani Arnold es un reconocido escalador suizo que en 2011 ascendió El Eiger, la montaña de 3970 m. de altura de los Alpes suizos, en un tiempo récord de 2 horas y 28 minutos.
Imagen de escalada en Eidfjord
“En cierto momento, la cascada de hielo parecía una caverna de estalactitas y al rato una catedral gótica". señaló Arnold.
Imagen de escalada en Eidfjord
La iluminación estuvo a cargo del artista suizo David Hediger. Se fijaron focos al hielo, gracias a montajes complejos de cuerdas y conexiones de más de 500 metros de cables.
Thomas Senf
“Llevaba mucho tiempo pensando en cómo hacer para trabajar con luz artificial, algo que sólo suele ser posible en un estudio fotográfico, o en montañas muy espaciosas”, señala el fotógrafo alemán Thomas Senf. “La idea de iluminar cascadas de hielo nació en una reunión con la gente de Mammut”.
Imagen de escalada en Eidfjord
"Los escaladores tuvieron que corregir la posición de las lámparas por unos pocos centímetros", indicó Senf. "Los focos estallaban o se extinguían prematuramente bajo el agua".
Imagen de escalada en Eidfjord
Los Gigantes de Hielo en la mitología Norse eran enormes, fríos y práctcamente indomables.
Imagen de escalada en Eidfjord
Los numerosos cañones y grietas de Eidsfjord poseen algunas de las mayores y más complicadas rutas de escalada sobre hielo del mundo.