Media playback is unsupported on your device

Cómo se preparan los argentinos para un posible default

29 julio 2014 Última actualización: 12:22 GMT

Este miércoles se vence el plazo para que Argentina les pague a los tenedores de bonos de su deuda. Y aunque algunos argentinos confían en un acuerdo de última hora, la mayoría dan por hecho que el país entrará en default por segunda vez desde 2001.

Pese a que las conversaciones con los bonistas litigantes -holdouts o "fondos buitre"- sigue, el país parece cada vez más cerca de esa cesación de pagos forzada.

Se trataría, eso sí, de un default muy particular, ya que en realidad el país ya hizo sus pagos pendientes, que quedaron bloqueados por la Justicia de Estados Unidos, lo que obliga a Argentina a pagar también a aquellos bonistas que no se sumaron a los canjes de deuda.

Tanto, que las redes sociales en Argentina ya han bautizado esta situación como "Griefault" (una mezcla entre el nombre del juez neoyorquino Thomas Griesa, quien bloqueó los depósitos, y el default).

No está claro cuál sería el impacto concreto de un default o -griefault- en la economía del país. La situación económica no es de lejos tan mala como la de hace 13 años, pero se teme por el impacto en la inflación y el desempleo. Esta vez el gobierno dice tener el dinero y la voluntad para pagar a los tenedores y argumenta que, simplemente, no se le ha permitido.

Pero, ¿están de acuerdo los argentinos de a pie? ¿O ya se están preparando para las posibles consecuencias de un default?

BBC Mundo salió a las calles de Buenos Aires para averiguarlo.

Haz clic aquí para decirnos lo que piensas de nuestra página