Amarga y dulce recepción para la selección surcoreana de fútbol

1 julio 2014 Última actualización: 14:03 GMT

La selección de fútbol de Corea del Sur no tuvo un recibimiento muy amable a su regreso al país, después de una desastrosa campaña en la Copa Mundial Brasil 2014.

Los airados aficionados congregados en el aeropuerto de Seúl arrojaron caramelos a los jugadores, un insulto particular surcoreano, y otros portaban un cartel acusándolos de su fracaso.

El equipo perdió dos partidos y apenas empató uno para terminar de último en su grupo, durante la primera fase del torneo.

Según el capitán de la selección, los jugadores jóvenes no estuvieron a la altura de la presión típica de un Mundial pero para algunos aficionados el fútbol surcoreano "está muerto".