A pesar de la derrota, EE.UU. vive la pasión del Mundial

2 julio 2014 Última actualización: 01:21 GMT

Miles de aficionados siguieron cada detalle de la participación de Estados Unidos en el Mundial de Brasil y sufrieron con la eliminación de este martes ante Bélgica.
hinchas de EE.UU. ven el partido contra Bélgica
Es una de las historias del Mundial: la participación de Estados Unidos y la pasión que ha generado entre los hinchas. En un dramático partido ante Bélgica, seguido masivamente en lugares públicos, la selección de Jürgen Klinsmann se despidió de Brasil 2014.
hinchas de EE.UU. ven el partido contra Bélgica
Alrededor del país, miles de personas terminaron su jornada laboral antes de tiempo para ver el partido y en varias ciudades del país se instalaron pantallas gigantes para los seguidores.
Así ocurrió en Chicago, donde una multitud siguió la derrota en el estadio Soldier Field, que se usa para el fútbol americano. Más de 20.000 personas se han reunido en esa ciudad estadounidense para ver partidos de Brasil 2014.
hinchas de EE.UU. ven el partido contra Bélgica
También en Washington ondearon los colores de la bandera estadounidense, donde decenas de personas celebraron las impresionantes atajadas de Tim Howard o sufrieron con el dramático final que determinó la eliminación del Mundial.
hinchas de EE.UU. ven el partido contra Bélgica
El gol de Green para EE.UU. en los minutos finales de la prórroga devolvió la esperanza a la afición, que en esta imagen aparece congregada en la plaza de la Libertad de Washington DC.
hinchas de EE.UU. ven el partido contra Bélgica
Los hinchas del barrio neoyorquino de Queens se llevaron las manos a la cabeza ante la ocasión perdida por Chris Wondolowski al filo de los 90 minutos de juego reglamentario.
Obama ve el partido contra Bélgica
El alcance de la pasión futbolística que ha paralizado a Estados Unidos lo demuestra el presidente Barack Obama, quien organizó su agenda política de este martes de tal manera que pudiera ver el encuentro. El partido anterior, contra Alemania, lo vio a bordo del avión presidencial.
hinchas de EE.UU. ven el partido contra Bélgica
Pero no todo el país está pendiente de lo que está ocurriendo en Brasil. A pesar del incremento en las cifras de seguidores, una encuesta de NBC News sugirió que seis de cada 10 estadounidenses tiene muy poco o ningún interés en el Mundial. Sólo el 22% demostró tener "gran" o "considerable" interés.
hinchas de EE.UU. ven el partido contra Bélgica
La pasión futbolística de los estadounidenses resulta particularmente interesante pues el país no tiene una gran tradición de este deporte y por lo general prefiere otros como el fútbol americano, el béisbol o el baloncesto. Los hinchas en esta imagen siguieron el encuentro en la ciudad de San Francisco.
hinchas de EE.UU. ven el partido contra Bélgica
El interés por el Mundial también se evidencia en el número de personas en Estados Unidos -no necesariamente estadounidenses- que viajaron a ver el Mundial en vivo y en directo. Según la FIFA, se vendieron unos 200.000 boletos en Estados Unidos, más que en cualquier país excepto Brasil. Los aficionados de esta imagen siguieron la derrota ante Bélgica desde la ciudad de Chicago.
hinchas de EE.UU. ven el partido contra Bélgica
Las cifras de televidentes también se han disparado y la cadena CNN reportó que partidos como el empate ante Portugal en primera ronda tuvieron un mayor seguimiento que la Serie Mundial de béisbol o las finales de la NBA.
hinchas de EE.UU. ven el partido contra Bélgica
Las pantallas de los bares ya no estaban monopolizadas por imágenes de baloncesto o hockey. En su lugar, el fútbol, o 'soccer', como lo llaman en EE.UU., robó protagonismo a los otros deportes.
hinchas de EE.UU. ven el partido contra Bélgica
Y también se habilitaron pantallas en lugares menos típicos que los bares o restaurantes, como en esta imagen del museo Smithsonian en Washington.
hinchas de EE.UU. ven el partido contra Bélgica
Pese a la decepción de la derrota, los aficionados están felices por la buena actuación del equipo en la Copa del Mundo Brasil 2014 y confían en que la selección siga mejorando de cara al próximo campeonato.