En fotos: Las reinas del pulso compiten por el "Bicep de oro" en EE.UU.

30 junio 2014 Última actualización: 21:28 GMT

En el centro de Washington, un grupo de mujeres busca demostrar cuál tiene el brazo más fuerte en el, tradicionalmente masculino, deporte de las pulsadas.
NICHOLAS KAMM/AFP
Desde hace cuatro años, de forma oficial, un grupo de mujeres se reúne en el centro de Washington, Estados Unidos, para disputar el trofeo "Bíceps de oro" que premia a la mejor en el deporte conocido como pulso o las pulseadas.
NICHOLAS KAMM/AFP
Entre serio y divertido y al mejor estilo de la Lucha Libre estadounidense, las mujeres se preparan para competir, pero antes deben escoger un nombre que las identifique. Una de ellas es Doña Diabla, que se viste de rojo para sus competencias.
NICHOLAS KAMM/AFP
En la versión de este año, Doña Diabla no tuvo mucha suerte, porque debió a enfrentar a Amy Smackhouse (una sátira de la cantante británica Amy Winehouse) una de las favoritas del torneo. Sin embargo, cuando termina el evento, "Smackhouse" se transforma en Andrea Kavanagh, quien trabaja en una empresa de protección del medio ambiente.
NICHOLAS KAMM/AFP
Pero no se trata solo de pasar un rato de diversión jugando a las pulseadas, sino que los torneos tienen un espíritu caritativo. Cada año intenta reunir dinero para donarlo a distintas entidades ubicadas en la capital de Estados Unidos.
NICHOLAS KAMM/AFP
Luli, la Walkiria, lanza su grito de guerra antes de comenzar su participación en el torneo. Durante todos estos años de torneos, las mujeres del pulso han logrado recaudar unos US$50.000, que han sido donados en su totalidad.
NICHOLAS KAMM/AFP
Otra de las grandes favoritas en este año es la versión satírica de la exprimera ministro británica Margaret Tatcher: Margaret "Trasher", la dama de hierro del pulso en Washington.
NICHOLAS KAMM/AFP
Las partidas se juegan a una pulseada. Hay un juez que determina si se comete una infracción como utilizar dos manos y no estar sujetas al apoyo que está dispuesto en la mesa. Alrededor el público ruge para apoyar a su favorita.