El fascinante arte tridimensional en café de un camarero japonés

29 mayo 2014 Última actualización: 15:52 GMT

Con su arte tridimensional, Kazuki Yamamoto ha llevado lo de hacer dibujos en la espuma del café con leche al nivel casi de la escultura.
El camarero japonés Kazuki Yamamoto se hizo muy popular en las redes sociales en su país cuando comenzó a divulgar su talento con la espuma del café con leche.
A los 27 años, Yamamoto es considerado uno de los pioneros del peculiar arte de hacer obras tridimensionales en la espuma vaporizada.
Todo lo hace frente al cliente. "Me gusta entretener y sorprender al público y, mientras me planteaba cuál sería el próximo paso, surgió esta idea del arte en 3D", le dijo el artista a BBC Brasil.
De 27 años, Yamamoto, que actualmente vive en Osaka, comenzó a trabajar de camarero a los 20 años. Desde el inicio, se adentró en la técnica de hacer dibujos con el café con leche. Ahora incluso se lanza a crear personas.
“Al principio, los más veteranos me enseñaron técnicas simples de corazones y hojas. Después, fui aprendiendo a hacer personajes de dibujos animados y manga, y según fue publicando fotos en Twitter, el interés del público fue creciendo”, explica.
Una vez perfeccionó la técnica básica del dibujo, desde 2012, viene avanzando en el trabajo tridimensional.
Algunas de sus obras incluso interactúan las unas con las otras.
La técnica surgió en Italia en la década de los 80. Con los avances tecnológicos, las microespumas se fueron haciendo cada vez más rígidas y maleables, lo que posibilitó el arte en 3D.
Yamamoto también hace encargos específicos de los clientes. “Pero, básicamente, preparamos diseños fáciles de hacer con los colores blanco y marrón del café con leche. Muchos piden dibujos de sus mascotas, gatos negros o perros beige. Pero hacer un ojo negro en un animal negro es algo que no me gusta mucho hacer”, relata.
Snoopy es uno de los personajes que más éxito tienen entre los clientes de Yamamoto.
Mumin, personaje de la finlandesa Tove Jansson, parecido a un hipopótamo, es otro de los más populares entre los pedidos de los japoneses.
Yamamoto sueña con tener su propia cafetería, pero mientras eso llega, quienes deseen seguir su carrera de artista tridimensional tienen que estar atentos a sus perfiles en las redes sociales.