En fotos: los famosos toman el Festival de Coachella

16 abril 2014 Última actualización: 22:31 GMT

El pasado fin de semana arrancó en la localidad de Indio, en California, el Festival de Música y Arte del Valle de Coachella y muchos famosos no se lo quisieron perder.
Festival de Coachella
El pasado fin de semana arrancó en la localidad de Indio, en California, el Festival de Música y Arte del Valle de Coachella y caras conocidas como Paris Hilton no se lo quisieron perder. Algunos se quejan de que el evento se ha convertido en una pasarela para los ricos y famosos en la que los conciertos ya son sólo una excusa.
Festival de Coachella
La cantante Katy Perry es una de las artistas que acude cada año al festival, que cuando nació a fines de los ’90 era considerado uno de los escaparates más respetables de la música alternativa del momento.
Festival de Coachella
Las fiestas son tan importantes como los conciertos en Coachella. Las modelos hermanas Cara y Poppy Delevingne y la actriz Sienna Miller (dcha.) asistieron a una de ellas.
Festival de Coachella
Lindsay Lohan es una habitual del Festival de Coachella. Estos días el evento ocupa más titulares de prensa por las últimas tendencias de moda que lucen los asistentes que por la música.
Festival de Coachella
El actor Jared Letto no se quiso perder el festival, cuyos orígenes se remontan a 1993, cuando el líder de la banda de rock estadounidense Pearl Jam, Eddie Vedder, organizó un concierto en Club de Polo Empire de Indio.
Festival de Coachella
También se pudo ver al veterano actor David Hasselhoff (dcha.). Muchos aseguran que Coachella se ha convertido en un evento elitista por sus elevados precios y por los servicios exclusivos que se ofrecen a los asistentes con más posibilidades.
Festival de Coachella
El actor Aaron Paul, de la serie "Breaking Bad", asistió a varios conciertos. Las entradas para Coachella valen US$375, a lo que hay que de sumar los gastos de comida y alojamiento.
Festival de Coachella
La cantante Fergie (centro) también se dejó ver por Coachella. Algunos de los comercios y restaurantes más de moda de Los Ángeles abren sucursales efímeras en el recinto del festival.