BBC navigation

Entre el sueño y la vigilia: las fotos de Philip-Lorca diCorcia

Última actualización: Sábado, 15 de marzo de 2014
  • Philip-Lorca diCorcia en la galería Hepworth
    El artista fotográfico neoyorquino Philip-Lorca diCorcia es conocido por sus estilizadas escenas que hacen borrosa la línea entre ficción y realidad.
  • Chris, 28 años.
    DiCorcia se hizo conocido con la serie Hustlers, en la que retrató a prostitutos de Los Angeles a los que tras fotografiar les pagó su tiempo como si hubiese requerido sus servicios. Hustlers fue la primera exposición en solitario de DiCorcia y se inauguró en el Museo de Arte Moderno de Nueva York en 1993. En la foto: Cris, de 28 años. US$ 30.
  • Roy, en su veintena.
    Roy, en su veintena. Los Angeles, California, US$ 30, 1990-92. DiCorcia preparaba meticulosamente cada sesión antes de ir a buscar a sus sujetos. "Fui a la calle en la que básicamente todos se venden", afirma. "Iba en auto, les preguntaba si podía sacarles una foto por el dinero que valía el servicio sexual mínimo y la mayoría decía que sí. Creo que ninguno de ellos me creía."
  • Ralph Smith, 21 años, Ft Lauderdale, Florida. 1990–2.
    Ralph Smith, 21 años, Ft Lauderdale, Florida. 1990–2. DiCorcia comenzó con el proyecto dos años después de que su hermano muriese de SIDA. "Las fotos fueron tomadas en un ambiente de SIDA y represión política, con el reaganismo en su apogeo", dice el fotógrafo. "Así que mucho era una reacción a las guerras políticas y culturales que tenían lugar en ese momento". DiCorcia también tuvo exposiciones propias en el Museo de Arte del Condado de Los Angeles y en el Instituto de Arte Contemporáneo de Boston.
  • Hartford, 1979.
    Titulada Hartford, esta instantánea fue tomada en el pueblo de DiCorcia, Connecticut, en 1979. "El nombre del hombre que aparece es Robin y ése es su departamento. Tuve suerte, una parte importante de la fotografía, y la punta de su cigarrillo está roja. Estos son detalles que están intencionalmente semi escondidos y que con un poco de suerte son captados. Si no quieres prestar atención no creo que te gusten mis fotos de todas formas. Mi trabajo tiende a ser calificado de melancólico, lo que viene parcialmente de la edición de las imagenes. En este caso es también verdad."
  • Nueva York (Bruce y Ronnie, 1982)
    Como en el caso de la anterior esta foto, titulada Nueva York (Bruce y Ronnie, 1982), es de una serie llamada Vida de libro de cuentos. Mucha de las fotos de DiCorcia, como esta, están posadas. "Bruce no es escritor y Ronnie no está dormido" explica el autor, cuyas fotos no son documentales o fotoperiodismo. "Que sean posadas es una indicación de que, al final, todo es producto de la imaginación".
  • El hijo del fotógrafo, Bruno, es el protagonista de esta foto de 1999, con nombre DeBruce por el lugar donde fue tomada, en Nueva York. También forma parte de la serie Vida de libro de cuentos, una serie de 74 fotos que pretende usar una narrativa asimétrica, en la cual la primera y última fotos son de su padre pero donde las demás saltan en tiempo y espacio. "Se trataba de construir una secuencia que tuviese un efecto similar a un sueño o un estado de semiconsciencia".
  • Aunque algunas escenas son totalmente construidas en otras, como Tokio (1988), diCorcia coloca meticulosamente su cámara y luces y espera el momento perfecto. "Todas tienen cierto grado de predeterminación y ninguna es una reacción espontánea a una situación particular", afirma el autor. Di Corcia ha ejercido una gran influencia en la fotografía de moda y publicidad, así como en la obra de otros colegas.
  • Hannah, 2004.
    Una serie de fotos de bailarinas del tubo que datan de 2004 fue inspirada, según el autor, por los ataques del 11 de septiembre sobre Nueva York. Las bailarinas parecen estar cayéndose, una alusión a la gente que cayó desde lo alto de las Torres Gemelas en el fatídico día y un comentario sobre lo bajo que cayó Estados Unidos después de los atentados. "Hubo un extraño fetiche con el 11 de septiembre", afirma el autor. "En el mundo de la mitología el sexo y la muerte están intrínsecamente conectados. Se me ocurrió que las fotos eran un comentario sobre el estado del país tras los atentados. Se empezaron dos guerras basadas en falsedades y se reeligió al peor presidente que tuvimos".
  • Lynn y Shirley, 2008.
    DiCorcia asegura que no trabaja en formato digital y no sabe cómo usar Photoshop. La proliferación de la fotografía digital hizo a la gente pensar en la "fotografía como una forma de arte que debe ser manifiestamente distinta o creativa. Creo que eso será perjudicial: provocará mucha fotografía presuntuosa cuyo único objetivo será distinguirse de toda la fotografía que se genera a cada segundo". 120 fotos que fueron tomadas a lo largo de 40 años de carrera están expuestas en la galería Hepworth, en Inglaterra.

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.