En fotos: la belleza de las criaturas que producen luz

30 enero 2014 Última actualización: 12:38 GMT

Una exhibición del Museo de Historia Natural de Estados Unidos sobre la bioluminiscencia en la naturaleza revela el esplendor de los organismos que se iluminan.
Hongo florescente©AMNH\D. Finnin
"Criaturas de luz: bioluminiscencia en la naturaleza" es una exposición itenerante del Museo de Historia Natural de Estados Unidos sobre los extraordinarios organismos que producen luz. En la foto, un modelo cuarenta veces mayor que el tamaño natural del hongo "Omphalotus olearius", que habita en los pies de olivos y otros árboles en zonas de clima mediterráneo y puede provocar graves intoxicaciones.
Hongo de ostra amargo. (Panellus stipticus) © AMNH\J. Sparks
Los visitantes de la muestra pueden deambular por distintas reproducciones de hábitats de organismos luminosos y entender el por qué se son bioluminiscentes. Estos hongos crecen en los troncos podridos de los bosques del este de EE.UU.
Luciérnaga macho ©AMNH\D. Finnin
Este modelo de "Phausis reticulata" es de un tamaño 65 veces mayor que el real. Se trata de una luciérnaga que vive en el sudeste de EE.UU. y es conocida como "fantasma azul".
Luciérnagas © Tsuneaki Hiramatsu, digitalphoto.cocolog-nifty.com
El fotógrafo Tsuneaki Hiramatsu usó una velocidad de obturación muy baja para captar extraordinarias imágenes de luciérnagas titilando. Esta foto fue tomada en Okayama, Japón.
Gusanos de luz ©AMNH\D. Finnin
En esta rerproducción de las cuevas Waitomo, en Nueva Zelanda, los visitantes pueden admirar un fantástico espectáculo sobre sus cabezas: redes pegajosas colgando del techo, hechas por gusanos de luz para atrapar a sus presas.
Bahía bioluminoscente ©AMNH\D. Finnin
El area interactiva de la exposición abre las puertas a los visitantes a brillantes creaciones de la Bahía Bioluminiscente de Mosquito, en la Isla de Vieques (Puerto Rico). Allí, las altas concentraciones de dinoflagelados microscópicos producen un halo luminoso sobre todo lo que se mueve en el agua.
Bloody Bay Wall ©AMNH\D. Finnin
Este modelo a gran escala de una imagen interactiva de día y noche, muestra a una barrera de coral en las Islas Caimán que es el hábitat natural de muchas especies bioluminiscentes y biofluorescentes. Este arrecife, prácticamente virgen, alcanza una profundidad de 300 metros en algunos sitios.
Medusa de cristal (equorea victoria) ©AMNH\D. Finnin
Cuando se toca o molesta a esta medusa, los puntos en su contorno se iluminan como si fuera un collar de esmeraldas. Su resplandor es, a la vez, bioluminiscente y biofluorescente. Dentro de sus diminutos órganos luminosos se produce una reacción química que produce genera luz azul y una molécula fluorescente que convierte el fulgor azul en verde.
Escorpiones ©AMNH\D. Finnin
Los minerales pueden tener moléculas fluorescentes que brillan bajo la luz ultravioleta. Escorpiones, algunas arañas y muchos insectos son también fluorescentes.
Modelo de pez pony©AMNH\D. Finnin
El macho del pez pony (Leiognathidae) atrae a las hembras con destellos de luz, cuya fuente es el tejido alrededor de la garganta, repleto de bacterias bioluminiscente. La exhibición "Criaturas de luz: bioluminoscencia en la naturaleza" se encuentra actualmente en el Museo Natural de Otawa, en Canadá, donde puede verse hasta el 9 de noviembre.