La odisea de Liu Hua en los campos de trabajo de China

18 diciembre 2013 Última actualización: 04:58 GMT

Esta mujer de 50 años estuvo detenida tres veces en campos de trabajo en China y nos cuenta cómo logró documentar su experiencia con un cartucho de tinta y trozos de tela.
Liu Hua
Liu Hua escribió un diario secreto durante su detención en un campo de trabajo en China. Escribió cada entrada en trozos de tela, que luego eran sacados del centro por otras prisioneras que los escondían en sus vaginas, para que los guardias no los encontraran durante los cacheos corporales.
Diario
El diario fue escrito sobre las telas utilizadas para hacer ropa interior y forros para abrigos e militares. Liu Hua dijo que robó estas telas de la línea de ensamblaje en la que trabajaba. Escribió algo cada día, para tener un registro de lo que allí sucedía.
Bolígrafo
Liu Hua tenía su bolígrafo escondido en sus pantalones. Luego guardaba los trozos de diario en esta bolsita roja que escondía bajo su brazo.
LIu Hua
Al principio utilizaba papel, pero éste era difícil de esconder. Escribir su diario en tela le permitía ocultar las páginas dentro de su edredón.
Guantes de invierno
También escondió su diario en sus guantes de invierno. "Me atraparon una vez cuando escribía en papel y me lo comí", cuenta. La segunda vez que la atraparon la golpearon hasta que perdió el conocimiento.
LIu Hua
En los campos de trabajo, pequeños errores eran normalmente castigados haciendo que la persona mantuviera los brazos en alto durante "seis u ocho horas", cuenta Liu Hua. Una media de 20 mujeres de unas 400 que había en el campo eran castigadas a diario.
Distintivo
Las reclusas tenían que llevar un distintivo en "campo de reeducación a través del trabajo" para mujeres Masanjia. Éste que ven dice: "Equipo uno, grupo dos, Liu Hua, distrito de Sujiatun de Shenyang".
LIu Hua
Liu Hua no es optimista sobre el futuro. Incluso si se cierran los campos de trabajo, "nadie nos hará justicia ni limpiará nuestro registro criminal", dice.