Media playback is unsupported on your device

Cien años de la idea que revolucionó las fábricas

8 octubre 2013 Última actualización: 17:44 GMT

"Si cada operario se ahorra diez pasos, entre todos se ahorran 80 kilómetros", calculó Henry Ford, pionero de la industria automotriz, hace ya un siglo.

Así nació la línea de ensamblaje: un guinche (winche o cabrestante) y una soga por la que los objetos por fabricar se desplazaban hacia los puestos de los obreros, en lugar de a la inversa.

Así, Ford multiplicó su producción diaria, de 100 vehículos terminados a más de 1.000. Pero además sentó las bases de un sistema que hoy se usa en todo el mundo en la fabricación de las más variadas mercancías.

Véalo en este video de BBC Mundo.

Lea también: Los robots avanzan sobre la economía mundial