En fotos: terapia de las olas para niños mexicanos

13 agosto 2013 Última actualización: 14:24 GMT

Alan y Pamela Skuse dejaron su hogar en Australia en 2000 para trabajar como voluntarios en un orfanato en Tapachula. Además de llevarlos a la escuela, los llevan a hacer surf para ayudarlos a olvidar su pasado.
Imágenes de Myles Estey
En noviembre de 2000, Alan y Pamela Skuse dejaron su hogar en la Sunshine Coast australiana para trabajar como voluntarios en un orfanato en Tapachula, Chiapas, en el sur de México.
Imágenes de Myles Estey
Cuando el orfanato se quedó sin recursos, tuvieron que enfrentarse a una decisión: volver a Australia o quedarse para ayudar a los niños. Eligieron permanecer y, 13 años después, 250 pequeños han pasado por allí, 40 de ellos en la actualidad. Su orfanato se llama "Misión México": casi todos los niños han sufrido la extrema pobreza, abusos o violencia doméstica.
Imágenes de Myles Estey
Siendo Alan y Pamela australianos, el surf forma parte de las actividades de fin de semana del orfanato. Es una forma de terapia para los niños, asegura Pamela.
Imágenes de Myles Estey
"Cuando vienen a la playa –le dice Pamela a Will Grant, corresponsal de BBC Mundo en México– y están ahí en esas olas, en realidad no están pensando en nada de su pasado. Están disfrutando del momento y retándose a sí mismos. Ellos nos han contado que cuando están en las olas piensan: 'Sí, puedo hacer esto, puedo hacer esto'. Y entonces se dicen: 'Bueno, si puedo conquistar estas olas, puedo conquistar otros problemas en mi vida también. Así que realmente están sanándose a través de esto".
Imágenes de Myles Estey
Un día llegó la tía de María López a su casa y le dijo que su madre había muerto. Nunca conoció a su padre. Tenía 3 años. Pero su tía -luego supo María- decidió venderla a otra mujer. Allí dormía sobre un cartón, debía limpiar la casa y la golpeaban. Pero las cosas cambiaron cuando llegó al orfanato.
Imágenes de Myles Estey
"Cuando estoy en el agua sólo pienso en expresarme, lo que soy realmente, y mostrarle a la gente que no importa lo que pasó en el pasado. Eso es cuando tomo una ola; no recuerdas tu pasado, sólo te centras en lo que está ocurriendo. Y le muestras a la gente que somos fuertes a pesar de haber tenido ese pasado malo. Eso es lo que pienso cuando tomo una ola", dice María.
Imágenes de Myles Estey
Alan explica que la idea de llevar a los niños a hacer surf surgió para darles "una nueva experiencia en la vida". "En esta parte del mundo, el surf es prácticamente desconocido. Cuando empezamos a venir aquí a hacer surf, la gente se sentaba en las rocas y nos aplaudía porque nunca antes había visto a alguien hacer surf".
Imágenes de Myles Estey
Al estar en el orfanato, los niños acuden a la escuela, algo que la mayoría de ellos no había hecho previamente.
Imágenes de Myles Estey
Alan reconoce que no es fácil preparar todos los días a 40 niños para ir a la escuela. "No es fácil, pero la mayoría de los niños son bastante buenos. Tenemos un par de perezosos y debemos arrastrarlos de la cama cada mañana. Pero en general son bastante buenos", comenta.
Imágenes de Myles Estey
Bailarina entusiasta, María sueña con convertirse algún día en una coreógrafa. Una aspiración impensada hace algunos años. Pero con Pamela y Alan volví "a sentir el amor de una madre y un padre de nuevo", dice. "Comer en una mesa con todos ellos, y sentirse como una verdadera familia. Estoy tan contenta de que Dios me diera estos padres, porque de no estar aquí, no sé si estaría viva".