BBC navigation

En fotos: los curanderos de Tanzania

Última actualización: Jueves, 20 de junio de 2013

Los coloridos curanderos de Tanzania

  • Un curandero tradicional sostiene un cuerno con medicina.
    Mucha gente en Tanzania -y en todo África- consulta a curanderos tradicionales para todo, desde curaciones de enfermedades hasta hechizos para la buena suerte. Las leyes y la medicina occidental pueden haber cambiado algunas de sus actividades, pero desde herboristas hasta adivinos, han logrado adaptarse y continuar como figuras trascendentales de la cultura popular. En esta foto, un curandero de unos 80 años sostiene un cuerno con medicina.
  • Un curandero tradicional especializado en parálisis.
    Hombres y mujeres pueden ser curanderos. La edad tampoco importa. Este hombre de unos 40 años dice especializarse en el tratamiento de parálisis. Él viaja con sus hierbas medicinales a visitar pacientes. A veces utiliza una habitación privada de un hospital para tratar gente. Aunque no hay ninguna prueba científica de que estos tratamientos funcionan, mucha gente prefiere los curanderos tradicionales. Hay una creencia fuerte arraigada en los wahehe, al sur de Tanzania, de que la enfermedad es causada por fuerzas sobrenaturales.
  • Curandero tradicional del sur de Tanzania sostiene una botella.
    El tratamiento generalmente consiste en la combinación de rituales, consuelo y medicamentos. Los curanderos dicen que pueden ser guiados por ancestros que se manifiestan en calabazas, frotando trozos de madera o agitando botellas. "La botella es el elemento mas importante para mí", dice este curandero de 88 años quien se especializa en alejar los malos espíritus. "Está llena con un líquido café, una flor de hibisco, adornos y un amuleto. Durante la conversación lo bato. En el líquido puedo ver qué tratamiento necesita el paciente".
  • Un paciente de una clínica tradicional de medicina alternativa en el sur de Tanzania.
    Este paciente acaba de ser tratado en una clínica familiar. Los herboristas usan corteza, raíces y hojas tomadas de plantas parásitas y sus anfitriones. Hacen una pasta y la frotan sobre la zona afectada - en este caso, el torso del paciente. También a veces utilizan medicamentos occidentales, como el paracetamol y rayos X para diagnosticar fracturas.
  • Curandero de Tanzania que trata pacientes con VIH/SIDA.
    Entre los curanderos tradicionales existen diversas opiniones sobre la aparición del VIH / SIDA. Algunos creen que siempre ha existido. "En Kihehe, solíamos llamarlo 'lugandaganda', que significa perder peso. También hay señales en la cara. Tienen muchas erupciones y la piel se pone llena de arrugas ", dice el curandero de la foto, que trata a los pacientes con VIH en su pueblo. No todos los curanderos afirman ser capaces de tratar el VIH y algunos envían a los pacientes con síntomas a una clínica para una prueba.
  • Curandero de Tanzania en su casa.
    Los honorarios de los sanadores varían. Son a menudo más barato que ir a una clínica, que puede estar muy lejos y con pocos recursos. El tratamiento de dolencias menores, como dolores de cabeza o mareos, podría costar entre US$3 y US$6, una fractura complicada podría costar US$122. Algunos curanderos complementan sus ingresos trabajando la tierra y vendiendo sus productos. El sanador que se especializa en la pérdida de peso y el VIH solía manejar un café, pero asegura que sus antepasados ​​no estaban de acuerdo en que tuviera un trabajo en extra, así que regresó a su pueblo natal para continuar su práctica.
  • Curandera tradicional del sur de Tanzania
    "La mayoría de los que acuden a mí ya han estado en el hospital", dice la joven curandera de la foto. "No han conseguido solucionar sus problemas. Las inyecciones y los medicamentos que les aplicaron no han mostrado ningún efecto. Si yo tengo éxito con mi tratamiento, ellos les dicen a sus amigos. No tengo ningún tipo de publicidad ", dice.
  • Mujer de un curandero tradicional de Tanzania.
    Otras personas prefieren los curanderos tradicionales a los médicos, ya que consideran que hay algunas cosas que no se pueden tratar en el hospital. En este caso, la esposa de un curandero tradicional muestra una antigua moneda que ella usa para proteger su cuerpo contra el mal. Los minerales y el cobre de la moneda tienen poderes especiales, supuestamente. Un "mlagusi" es un curandero que se especializa en la eliminación de las maldiciones o brujería. El término "brujo" es controversial para los antropólogos, pero es ampliamente utilizado por los curanderos y pacientes. Algunos dicen que son médicos que curan las maldiciones.
  • Curandero tradicional del sur de Tanzania con un palo heredado de sus antepasados.
    Algunos curanderos venden amuletos de la buena suerte, por lo general hechos de partes de animales. A menudo también poseen objetos especiales, como conchas, campanas, monedas o cuernos, que tienen un significado específico. Aquí un curandero tiene un palo que heredó de sus antepasados​​. Los curanderos dicen que usar elementos del pasado, además de incienso y ropa adecuada, le agrada a los antepasados ​​y facilita la adivinación.
  • Madre con su hijo usando un cinturón "antimalaria"
    En el norte de Tanzania, algunos curanderos han dicho los hechizos, sobre todo los que hacen a la gente rica, son más potentes si contienen partes del cuerpo de personas con albinismo, lo que ha llevado a un comercio criminal de algunas partes del cuerpo. Los curanderos de las montañas del sur dicen que jamás sugieren eso. Sin embargo, hay informes de que la muerte de un familiar por orden de un curandero puede traer riqueza. Aquí un niño lleva un cinturón, que se vende por alrededor de US$1, que se supone lo protege del "dege dege", la fiebre asociada a la malaria grave.
  • Curandero tradicional de Tanzania con traje típico de tres piezas.
    Hay hechizos para la mayoría de las cosas, desde buena suerte para los que juegan fútbol hasta la protección de un comerciante contra la brujería. Muchas personas usan estos hechizos junto con sus prácticas cristianas o musulmanas. Quienes salieron en las fotos no quisieron que sus nombres fueran conocidos. Todas las fotos: www.heart4photography.com

Este contenido no puede verse en la versión para dispositivos móviles. Por favor vaya a la versión de escritorio -utilizando el vínculo al final de esta página- para poder acceder a él.

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.