Qué productos pueden y cuáles no pueden ingresar los viajeros a Cuba

  • 1 septiembre 2014
Aeropuerto de La Habana, Cuba
Las nuevas medidas entran en vigor el 1 de septiembre.

El gobierno de Cuba comienza a aplicar este lunes nuevas reglas de aduanas con las que se limitará la cantidad de bienes que los pasajeros que llegan a la isla pueden introducir en el país.

Productos valorados en al menos US$2.000 millones llegan cada año a Cuba en el equipaje de los pasajeros desde que hace cinco años se retiraran las restricciones de viajes aéreos.

La regulación ha recibido críticas de los cubanos que consideran que es una forma de ahogar una de sus pocas fuentes de bienes de consumo de alta calidad.

Sin embargo, el gobierno asegura que las medidas tienen como objetivo hacer frente a las "mulas" profesionales.

El gobierno dividió los bienes en 15 categorías distintas:

  • Comestibles, bebidas, tabacos y cigarros
  • Cosméticos, perfumería y artículos de limpieza
  • Productos fotográficos y cinematográficos
  • Pinturas, barnices y artículos de ferretería
  • Confecciones
  • Canastilla (productos para el bebé)
  • Lencería
  • Útiles para el hogar
  • Efectos electrodomésticos, informática y comunicaciones
  • Joyería
  • Mobiliarios
  • Partes y accesorios para vehículos automotores
  • Juguetes y artículos deportivos y de recreo
  • Materiales de construcción
  • Herramientas

Algunos de los ejemplos de la cantidad de mercadería que se podrá ingresar son:

  • 3 litros de miel
  • 3 kilos de especias
  • 20 cigarrillos
  • 10 perfumes
  • 30 cuchillas para máquina de afeitar
  • 5 esmaltes de uñas
  • 24 uñas postizas
  • 30 jabones
  • 2 cámaras de video
  • 30 velas
  • 5 sombrillas o paraguas
  • 1 tanque de agua
  • 10 vestidos
  • 2 pares de guantes
  • 20 aceites y artículos de tocador y aseo para bebé
  • 4 almohadas
  • 2 termos
  • 2 docenas de perchas
  • 1 torre de computadora
  • 2 balsas y salvavidas
  • 1 juego de herramientas de mano

Lea la lista completa de productos

Cintas de equipaje repletas de productos

Los corresponsales dicen que las cintas de equipaje en el aeropuerto de La Habana parecen transportar las mercancías de un almacén de supermercado.

La lista de nuevas restricciones es detallada. Por ejemplo, a partir de ahora los cubanos sólo podrán introducir en la isla 10 kilos de detergente en lugar de 44, y sólo 24 sostenes en lugar de 48.

Pero se permite llevar cuatro llantas de automóvil y dos televisiones de pantalla de plasma.

Muchos cubanos vuelan a Estados Unidos y Europa y regresan a las isla con equipajes que desbordan productos que en Cuba son escasos, de mala calidad o muy caros.

Protestas en la red

Las quejas no se han hecho esperar.

"Muy lejos de proteger la economía, estas medidas sólo causarán perjuicios y la única protección que traerán es para las tiendas monpolizadas por el gobierno", protestaba un lector en la edición digital del diario oficialista Granma.

"¿Dónde se supone que tenemos que comprar sin obstáculos bombas para autos, herramientas para el motor, prendas de ropa que no hayan estado colgadas de una percha durante meses porque nadie las quiere comprar?".

Aeropuerto de La Habana
El gobierno cubano dice que las nuevas medidas están destinadas a hacer frente a las "mulas profesionales".

Roberto Rodriquez, otro cubano, opinó: "Estas medidas pondrán el freno y ahogarán una economía dinámica sólo para favorecer a las tiendas estatales".

Pero el gobierno ha ofrecido ejemplos de "mulas prolíficas" como un pasajero que, supuestamente, introdujo 41 monitores de computadora y 66 televisores en un año.

Este negocio es una de las fuentes de ingresos más importantes para la población cubana, señala Emilio Morales, de Havana Consulting Group, una consultoría privada con sede en Florida, Estados Unidos.

Morales advirtió que, con la bajada de reservas extranjeras, el gobierno está desesperado por reducir el flujo de bienes y añadió que las autoridades pretenden que los familiares que están en el extranjero envíen remesas que son objeto de altas tarifas gubernamentales.