El escándalo homofóbico y racista que salpica al fútbol inglés

  • 22 agosto 2014
Malky Mackay
Malky Mackay fue el entrenador del equipo galés Cardiff que la temporada anterior descendió a la segunda división inglesa.

Un gran escándalo sacude al fútbol inglés de cuenta de unos mensajes de texto con contenido sexista y racista que el técnico Malky Mackay envió al directivo Iain Moody cuando trabajaban para el club galés Cardiff City de la segunda división.

En los mensajes, enviados durante la temporada 2013-2014, Mackay calificó a varios jugadores por el color de su piel y trató despectivamente a un representante de jugadores por sus preferencias sexuales.

Por esa razón este viernes Moody debió presentar su renuncia como director deportivo del club Crystal Palace. Además, el escándalo también impidió la llegada de Mackay a la dirección técnica de este club ubicado en el sur de Londres.

El contenido de los mensajes fue revelado esta semana cuando directivos del Cardiff explicaron las razones que llevaron a despedir a Moody y a Mackay la temporada pasada.

Estos son los mensajes

Aquí les presentamos algunos de los textos que fueron conocidos por los medios locales esta semana.

El primero: "Él es una serpiente, una serpiente gay. No es confiable". Este se refería a un funcionario en otro club del que se desconoce el nombre.

Iain Moody
Iain Moody fue gerente deportivo del Cardiff la temporada anterior.

El segundo decía: "No hay muchos rostros blancos, pero hay mucho para tener en cuenta", acerca de una lista de posibles contrataciones.

Y el tercero: "Vamos, gordo Phil. Nada como ver a un judío al que se le escurre la plata entre las manos", en el que hacen referencia al agente Phil Smith.

Sobre este último mensaje, el mismo Smith habló con la BBC y le dijo que aunque estaba decepcionado, lo cierto es que el antisemitismo es un problema que salpica a todo el fútbol inglés.

"El sentimiento antisemita que se expande por Europa es escalofriante", dijo. Y añadió: "La federación inglesa tiene mucho trabajo para hacer en ese sentido".

Pero no solo Mackay

Sin embargo, el escándalo alcanzó un nuevo nivel de cuenta de las declaraciones provenientes desde la Asociación de Técnicos de la Liga Premier (LMA, por sus siglas en inglés).

En un comunicado pidieron no atacar al técnico inglés por lo que consideraban eran "textos bromistas y amigables".

De inmediato, directivos de varios clubes pidieron a la entidad que se retractara de sus afirmaciones. Este viernes se conoció otro comunicado de la LMA en la que sus cabezas pedían disculpas por sus comentarios, aclarando que los textos de Mackay eran "irrespetuosos con otras formas de pensar".

Pero la cosa no quedó allí.

También este viernes se conoció que la junta directiva del Cardiff City pidió la renuncia del presidente de LMA, Richard Bevan.