Convoy ruso con ayuda humanitaria llegó a ciudad ucraniana de Lugansk

  • 22 agosto 2014
Convoy ruso
Los camiones llevan ayuda a la ciudad sitiada de Luhansk.

Rebeldes prorrusos aseguran que los primeros camiones del convoy de ayuda humanitaria enviado por Rusia alcanzaron ya la ciudad ucraniana de Lugansk, sitiada desde hace días por fuerzas gubernamentales.

El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, dijo que el movimiento supone una "flagrante violación de la ley internacional".

"Una columna de más de cien vehículos entró al territorio de Ucrania sin pasar por aduanas, sin someterse a controles fronterizos y sin acompañamiento de la Cruz Roja, lo cual constituye una flagrante violación de la ley internacional", dijo el mandatario en un comunicado.

El gobierno de Ucrania temía que la ayuda llegara a manos de los rebeles, con los que se enfrenta en el este del país, por lo que pidió que fuese distribuida por la Cruz Roja internacional, pero la organización no participó por cuestiones de seguridad.

Mientras tanto, el jefe de defensa del gobierno calificó el hecho de "invasión", pero dijo que no se utilizará la fuerza para detener el convoy.

Advertencia de Rusia

Convoy

El gobierno ruso advirtió a Ucrania que no tome ninguna medida contra el convoy, aunque no especificó las consecuencias que esto acarrearía.

Indicó que su país decidió actuar sin permiso porque "está cansado" de la renuencia del gobierno de Kiev de lograr un acuerdo.

El corresponsal de la BBC Daniel Sanford señaló que es muy probable que la entrada del convoy lleve a un mayor deterioro de las relaciones entre Rusia y Ucrania.

Ucrania teme que el convoy de ayuda, que llegó a la frontera hace más de una semana, forme parte de una intervención más amplia por parte de fuerzas rusas.

Moscú ha negado la acusación de que esté armando y entrenando a los rebeldes en Lugansk y Donetsk, áreas en las que en cuatro meses de enfrentamientos han causado más de 2.000 muertos y 330.000 desplazados.

Por otra parte, el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, expresó su preocupación este viernes por la entrada del convoy en Ucrania sin el permiso de Kiev.

"El Secretario General sigue con honda preocupación las informaciones de que un convoy con ayuda rusa ha cruzado la frontera de Ucrania sin permiso de las autoridades ucranianas", dijo en un comunicado el portavoz de Ban Ki-Moon.

"Reconociendo el deterioro de la situación humanitaria, cualquier acción unilateral tiene el potencial de exacerbar la situación, ya de por sí peligrosa, en el este de Ucrania", añadió.