El Botox puede ser una nueva forma de tratar el cáncer, dice un estudio

  • 21 agosto 2014
Inyección de Botox
El Botox se usa como tratamiento antiarrugas.

Científicos afirman que las inyecciones de Botox -la toxina que se usa como tratamiento antiarrugas- puede ser una forma nueva y efectiva de combatir algunas formas de cáncer.

La investigación realizada con ratones encontró que el fármaco inyectado en los nervios estomacales logró ralentizar el crecimiento de tumores al bloquear las señales que estimulan a las células madre cancerosas.

Los resultados, calificados de prometedores, ya condujeron al lanzamiento de un ensayo clínico en humanos.

La investigación, publicada en la revista Science Translational Medicine, afirma que dirigir los tratamientos a los nervios tiene un enorme potencial, pero agrega que todavía falta mucho para trasladar el hallazgo a una terapia clínica.