Forense: "La bala que accedió al cráneo indica que Brown agachó la cabeza"

  • 18 agosto 2014

La bala que accedió al cráneo indica que Michael Brown agachó la cabeza cuando un policía le disparó y mató en Ferguson, un suburbio de la ciudad estadounidense de Misuri. Así lo aseguró el forense Michael Baden, el doctor encargado de la autopsia encargada por la familia del joven, al explicar en rueda de prensa los resultados preliminares de ésta.

Baden añadió que fue ese disparo el único fatal que recibió y que de los otros cinco hubiera podido sobrevivir.

Ante las declaraciones del doctor, los abogados de la familia Brown señalaron que los resultados preliminares confirman lo dicho por los testigos y que existen evidencias de que Brown se estaba defendiendo cuando fue disparado, ya que agachó la cabeza.

Sin embargo, el médico aclaró que por la autopsia no se puede concluir eso.

La autopsia revela que la víctima recibió seis disparos: dos en la cabeza y cuatro en su brazo derecho.

El doctor Michael Baden es un experto de alto perfil en Estados Unidos, que ha testificado en casos paradigmáticos como el juicio del exjugador de fútbol americano y actor O.J. Simpson.

Un examen post-mortem realizado por la oficina del forense del condado de Saint Louis el 10 de agosto, el día después de la muerte del joven de 18 años, había indicado que Brown murió tras recibir el impacto de disparos, pero nunca se reveló cuántas balas alcanzaron su cuerpo de más de 1,90m de altura.

Este domingo, el fiscal general de EE.UU., Eric Holder, anunció que el Departamento de Justicia realizaría su propia autopsia. Un vocero de ese ministerio justificó la decisión oficial "debido a las extraordinarias circunstancias involucradas en el caso y al pedido de la familia Brown".