Ministros japoneses visitan el controvertido santuario de Yasukuni

  • 15 agosto 2014
Santuario de Yasukuni
El santuario de Yasukuni no es bien visto por Pekín y Seúl.

Dos ministros del gabinete de gobierno japonés acompañaron a otros políticos del país en su visita al controvertido santuario de Yasukuni, que conmemora a los caídos en la Segunda Guerra Mundial, incluyendo a condenados criminales de guerra.

El primer ministro del país, Shinzo Abe, envió una ofrenda para recordar el aniversario de la rendición de Japón en ese conflicto pero se mantuvo lejos del santuario.

La última visita al lugar del gobernante japonés en diciembre pasado generó nuevas críticas de China y Corea del Sur, que ven a Yasukuni como un símbolo del militarismo japonés.

Las relaciones entre los tres países se han deteriorado no solo por divergencias históricas sino por la soberanía de un grupo de islas en el Pacífico.