Robin Williams "padecía enfermedad de Parkinson", dice su esposa

  • 14 agosto 2014
Robin Williams y su esposa
Susan Schneider es la tercera esposa del fallecido actor.

El actor estadounidense Robin Williams, quien murió el pasado lunes en un aparente suicidio, padecía las primeras etapas de la enfermedad de Parkinson, según dijo su esposa Susan Schneider en un comunicado.

En una declaración dada a conocer este jueves, Schneider señaló también que Williams sufría ansiedad y depresión.

"La sobriedad de Robin estaba intacta y fue valiente mientras luchaba sus batallas de depresión, ansiedad y las primeras etapas de la enfermedad de Parkinson, que él todavía no estaba preparado para hacer pública", explicó Schneider en el comunicado.

"Después del trágico fallecimiento de Robin, esperamos que otras personas encuentren la fortaleza para buscar la ayuda y el apoyo necesarios para tratar cualquier batalla que estén enfrentando para que puedan sentirse menos temerosos", indicó la esposa del fallecido actor y comediante.

El Parkinson es un trastorno neurodegenerativo crónico que provoca una incapacidad progresiva de quienes lo padecen.

Según recuerda desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, Robin Williams fue hallado sin vida el pasado lunes en su residencia de la localidad californiana de Tiburón.

Las primeras investigaciones apuntan que el intérprete de 63 años se quitó la vida.

Lea: Cómo Robin Williams hablaba de sus problemas con el alcohol y las drogas

"Consternación"

Robin Williams
El actor fue encontrado muerto el lunes.

La noticia de la muerte de Williams fue recibida con gran sorpresa y consternación en Hollywood.

El intérprete, ganador de un Oscar al mejor actor secundario en 1998 por la película "Good Will Hunting", era muy apreciado por sus compañeros de profesión en la meca del cine.

Pero tras la genial vena cómica del protagonista de grandes éxitos internacionales como "El Club de los Poetas Muertos", "Señora Doubtfire" o "Aladín", se escondía un hombre que había batallado durante años contra la depresión y la adicción a las drogas y el alcohol, un asunto del que Williams había hablado abiertamente en numerosas ocasiones.

Antes de su muerte, el actor había pasado varias semanas internado en un centro de rehabilitación, aunque según su representante, la estancia no tenía que ver con sus adicciones pasadas.

Detalles de la muerte

En las últimas horas las autoridades del condado de Marin, en el norte de California, defendieron su decisión de hacer públicos detalles gráficos de la muerte del Williams.

La oficina del alguacil del condado había recibido críticas por haber explicado a la prensa cómo murió Williams y la forma en la que fue encontrado su cuerpo.

Una fuente de la oficina del alguacil de Marin aseguró que las leyes de California les obligan a hacer pública esa información.

El pasado martes las autoridades contaron en rueda de prensa que Robin Williams había utilizado un cinturón para asfixiarse y que el cuerpo del intérprete de 63 años también presentaba heridas en las muñecas, probablemente causadas por una navaja.

Contenido relacionado