Naciones Unidas advierte sobre hambruna en Sudán del Sur

  • 13 agosto 2014
Niña jugando entre barro y basura en Malakal, Sudán del Sur
Al menos 50.000 niños pueden morir de desnutrición en los próximos meses, según advirtió la embajador de EE.UU. ante la ONU.

Naciones Unidas advirtió a ambas partes en el conflicto en Sudán del Sur que enfrentarán sanciones si no contribuyen a poner fin a la violencia que ha llevado al país al borde de la hambruna.

Una delegación del Consejo de Seguridad de la ONU se encuentra en el país africano en una iniciativa de paz y se reunirá con el presidente Salva Kir, y su rival y exvicepresidente Riek Machar.

Uno de los intengrantes de la delegación, Mark Lyall Grant, dijo a la BBC que ambos líderes deben hacer concesiones por el bien del pueblo.

Al menos 10.000 personas han muerto en Sudán del Sur desde que comenzó una nueva ola de combates en diciembre.

Organizaciones de ayuda humanitaria señalaron que el país podría sufrir la peor hambruna desde mediados de la década de 1980, cuando la desnutrición mató a un millón de personas en el este de África.

Al menos 50.000 niños menores de 5 años están en riesgo de morir de hambre en los próximos meses, advirtió la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Samantha Powers.

Los combates en la nación que consiguió la independencia de Sudán en 2011 se han producido en medio de las profundas diferencias de las líneas étnicas, con la comunidad dinka de Kiir luchando contra la nuer de Machar.

Más de un millón de personas han sido desplazadas por la violencia y más de 400.000 han huido del país.