200 expertos trabajan en EE.UU. para hacer frente al Ébola

  • 7 agosto 2014
Militar cuida área infectada con Ébola en Liberia.
Liberia declaró estado de emergencia este jueves y aisló a dos zonas afectadas por el virus del resto del país.

La agencia federal de salud pública de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) pusieron este jueves en "máxima alerta" su centro de operaciones para hacer frente al brote de ébola en África occidental.

El director del CDC, Thomas Frieden, explicó en el Congreso que la agencia tiene a más de 200 personas trabajando en su sede de Georgia (EE.UU.) para buscar una salida al brote y que pronto habrá más de 50 expertos en África occidental.

El brote de ébola, el más mortífero hasta la fecha, se ha cobrado ya más de 900 vidas en Guinea, Liberia, Nigeria y Sierra Leona.

Un hombre nigeriano sospechoso de tener la enfermedad está siendo tratado en Benín. Si el resultado de las pruebas es positivo, será el primer caso confirmado de ébola en el país.

Preocupación internacional

Frente al peor brote de ébola conocido jamás, la Organización Mundial de la Salud está llevando a cabo una reunión de emergencia en Ginebra (Suiza).

En medio de la preocupación internacional por la propagación del virus, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama dijo que es demasiado pronto para aprobar un medicamento experimental para el tratamiento de ébola.

Obama dijo que depende de los científicos otorgar la aprobación de los medicamentos cuando se cuente con toda la información. Añadió que la mejor manera de afrontar la crisis era apoyar a los servicios de salud pública en los países más afectados.

Adelantó que Estados Unidos y otros países estaban enviando expertos para fortalecer sistemas abrumados por la rápida propagación de la enfermedad.