Comienza el segundo mandato de Juan Manuel Santos en Colombia

  • 7 agosto 2014
Juan Manuel Santos

El segundo período consecutivo de Juan Manuel Santos como presidente de Colombia comenzó formalmente este jueves con un acto de investidura que tuvo a la paz como su inequívoco símbolo.

Poco después de las 15:10 locales, en la Plaza de Núñez del centro de Bogotá, Santos recibió la banda presidencial de manos del presidente del Congreso, José David Name, para inmediatamente indicar que la búsqueda de la paz sería el "pilar fundamental" de su segundo período de gobierno.

"Voy a emplear todas mis energías en cumplir con ese mandato", dijo Santos en referencia a su promesa de llevar a buen puerto las conversaciones con los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), iniciadas durante su primera administración.

Y como durante la campaña reeleccionista, en la que se presentó como el hombre más indicado para acabar con el conflicto que desangra a Colombia desde hace más de 50 años, para su toma de posesión el mandatario también lució un prendedor en forma de paloma de la paz en la solapa.

El símbolo, de hecho, adornaba incluso a los letreros que le indicaban el camino a los baños a los invitados al acto, entre los que se contaban representantes de 105 países, incluidos 11 jefes de gobierno y/o estado.

Juan Manuel Santos

Aunque es su intervención Santos también destacó como prioridades de su segundo gobierno la búsqueda de mayor prosperidad social y una mejor educación.

"Colombia debe trazarse una meta con la que todos los colombianos nos podamos comprometer: ser en el 2025, en tan sólo una década, un país totalmente en paz, un país con equidad y el más educado de América Latina", propuso el mandatario, quien utilizó su discurso para dar detalles de sus planes para avanzar en esa dirección.

Cuatro años más

Juan Manuel Santos
El presidente Santos advirtió a las FARC que la paciencia de Colombia y el mundo se agota.

El presidente reelecto, sin embargo, solamente tendrá cuatro años más en la Casa de Nariño.

Y según el corresponsal de BBC Mundo en Colombia, Arturo Wallace, la notoria ausencia en el acto de investidura del expresidente Álvaro Uribe, y toda su bancada del opositor Centro Democrático, sirvieron de recordatorio de que la unidad de propósito a la que convocó Santos no será fácil de conseguir.

"Abuso de poder en elecciones y presencia de (el presiente de Venezuela, Nicolás) Maduro nos impiden participar en posesión del Presidente Santos", fue la justificación de Uribe, si bien el mandatario venezolano -al que Uribe acusa de apoyar a las FARC- finalmente no participó de la ocasión.

Mientras que el mismo Santos utilizó parte de su discurso para esbozar algunas de las principales dificultades en el camino hacia la paz.

"Estamos ya en la fase final de las conversaciones (con las FARC), que es la etapa más difícil y más exigente. Una etapa que va a exigir sacrificios de todos nosotros y, sobre todo, va a exigir decisiones", advirtió Santos, quien conminó al grupo guerrillero a hacer mayores gestos de paz.

"La guerra sigue mientras no se llegue a un acuerdo, pero saquen a los civiles de sus acciones violentas, no más pueblos sin luz y sin agua, no más petróleo contaminando nuestros ríos. Actos de paz, eso es lo que Colombia pide hoy", aseguró Santos.

"La paciencia de los colombianos y de la comunidad internacional no es infinita. Señores de las FARC: ¡están advertidos!", agregó.

Según Wallace, sin embargo, en términos generales el tono del discurso fue optimista, con Santos llamando a los colombianos a soñar en grande.

Juan Manuel Santos, su esposa e hijos

Santos fue reelecto en junio pasado luego de un reñido balotaje en el que consiguió un 50,94% de los votos, por 45% del candidato del opositor Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga.

También tendrá que buscar como mantener el buen desempeño de la economía colombiana y, sobre todo, traducirlo en mayores progresos sociales.

Según Wallace, los colombianos también demandan mejoras en los servicios de salud y educación, mayor seguridad y más firmeza en la lucha contra la corrupción y la protección del medio ambiente.

En su intervención alcanzaron incluso referencias al buen desempeño de la selección colombiana de fútbol en el mundial Brasil 2014 y la reciente contratación de la estrella del equipo, James Rodríguez, por el Real Madrid, como ejemplos de lo que Colombia puede conseguir, relató Wallace.

"Pero está claro que el segundo tiempo del partido más difícil de la carrera política de Juan Manuel Santos empieza hoy, concluyó nuestro corresponsal.

Lea también: Santos, una segunda oportunidad para resolver el conflicto colombiano

Juan Manuel Santos y Germán Vargas Lleras
Germán Vargas Lleras es el nuevo vicepresidente colombiano, que reemplaza a Angelino Garzón.