El rodaje de porno en Los Ángeles en crisis por normativa sobre condones

  • 6 agosto 2014
Porno
La demanda de permisos en 2013 se redujo un 90% con respecto al año anterior.

El número de permisos de filmación de películas pornográficas en Los Ángeles, en California, se ha reducido drásticamente debido a la ley que entró en vigor en el condado estadounidense en noviembre de 2012 y que obliga a que los actores utilicen preservativos.

Según datos de la organización FilmL.A. citados por el diario Los Angeles Times, la demanda de permisos en 2013 se redujo un 90% con respecto al año anterior, otorgándose tan solo 40 autorizaciones para producciones de cine para adultos.

Mientras, en la primera mitad de 2014, tan sólo se solicitaron 20 permisos para películas X.

Según destaca desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, las producciones pornográficas se están mudando a otros condados del sur del California, así como a los estados de Nevada y Florida, o a Europa del Este, donde existen regulaciones menos estrictas.

No hay demanda

Los productores de cine para adultos, que han llevado la normativa de los preservativos frente a la justicia, aseguran que la realización de análisis de sangre a los actores y actrices para detectar la presencia de VIH ya era suficiente y señalan que no hay casi demanda de cine porno en el que se utilicen condones y muchos actores se niegan a usarlos.

Porno
Las producciones pornográficas se están mudando a otros lugares con regulaciones menos estrictas.

Desde la industria de la pornografía -cuyo epicentro se encuentra en el Valle de San Fernando- también han mostrado su preocupación por una ley que está siendo estudiada por la Asamblea de California que haría que la obligatoriedad de utilizar preservativo en las filmaciones se extendiera a todo el estado.

La caída de la filmación de películas pornográficas en Los Ángeles se suma a la reducción de los rodajes de series y películas convencionales que viene registrándose en la ciudad desde hace unos años, debido a que otros lugares de EE.UU. y países como Canadá o Reino Unido ofrecen mayores incentivos fiscales a las productoras.

Según un estudio elaborado hace unos meses por FilmL.A. tan sólo dos de las 25 películas con mayor presupuesto estrenadas en 2013 -que tuvieron un costo combinado de más de US$3.500 millones- fueron rodadas en California.

Ello supone una reducción de 56% con respecto a las cifras registradas hace 15 años, cuando 16 de los 25 filmes con mayor presupuesto del año se produjeron en este estado.