Israel reanuda las operaciones militares en Gaza: al menos 53 palestinos muertos

  • 1 agosto 2014
Palestinos

Respaldadas por fuego de artillería, las fuerzas israelíes avanzaron en la tarde del viernes por la zona sur de la Franja de Gaza en búsqueda del soldado supuestamente capturado por milicianos palestinos.

El militar, un teniente, según la versión israelí cayó en manos de Hamas en un incidente registrado una hora y media después de que entrara en vigor la tregua en el que también murieron dos soldados.

Según las fuerzas armadas israelíes, sus soldados trabajaban en la destrucción de un túnel en el sur de la Franja de Gaza cuando se produjo el ataque de los milicianos, uno de ellos cargados de explosivos que hizo detonar, suicidándose.

Desde entonces, las Fuerzas de Defensa de Israel buscan insistentemente al soldado, identificado como teniente Hadar Goldin, de 23 años.

Su padre, Simha Goldin, emitió un comunicado en el que expresó la confiaza de su familia en que Israel hará todo lo posible por recuperarlo.

Gaza
Más de 1.400 palestinos y 63 israelíes han muerto hasta ahora en el conflicto.

En 2006, militantes palestinos capturaron al soldado Gilad Shalit, y lo mantuvieron durante cinco años hasta que lo intercambiaron por más de 1.000 prisioneros palestinos.

A lo largo del viernes, la búsqueda fue acompañada por intensos bombardeos que en la zona sur de la Franja han dejado al menos 53 muertos, según las autoridades palestinas.

Desde que arrancó hace tres semanas, la actual operación "Margen Protector" se ha cobrado la vida de alrededor 1.500 palestinos, la mayoría civiles. Unos 8.500 han resultado heridos.

En el lado israelí, han muerto 61 soldados, junto con tres civiles.

Tregua "difícil"

Aunque desde diversas facciones palestinas se ha negado la responsabilidad en la ruptura del alto el fuego, el gobierno de Estados Unidos se alineó con la versión israelí de los hechos.

El primero fue el secretario de Estado, John Kerry, quien calificó el incidente en que supuestamente fue capturado el soldado como "indignante" y lo "condenó en los más duros términos".

Kerry dijo que era una afrenta a las garantías de respeto al alto el fuego dadas a EE.UU. y Naciones Unidas, que gestionaron la tregua.

Las autoridades palestinas hablan de 53 víctimas mortales este viernes.

El canciller estadounidense exigió la inmediata liberación del oficial israelí, lo mismo que hizo horas después el presidente Barack Obama.

El presidente dijo en rueda de prensa en la Casa Blanca que si en Hamas "son serios sobre intentar resolver la situación, el soldado tiene que ser liberado".

Sin embargo, el mandatario calificó de "muy difícil" la posiblidad de volver a conseguir una nueva tregua.

"Va a ser muy duro conseguir un nuevo alto el fuego si Israel y la comunidad internacional no pueden confiar en que Hamas va a seguir adelante", dijo.

No obstante, Obama dejó abierta la puerta a seguir trabajando para tratar de parar la violencia en la Franja de Gaza. "Va a ser un desafío, pero seguiremos haciendo esfuerzos", dijo.

Hamas lo niega

Más temprano, un portavoz de Hamas, Fawzi Barhoun, negó la responsabilidad de la milicia palestina en el quiebre del alto el fuego.

Mujer palestina
El cese el fuego se había acordad por razones humanitarias.

"Los israelíes son los que rompieron el alto el fuego y la resistencia palestina actuó en forma que asegura su derecho a la autodefensa", dijo.

Otro representante de Hamas dijo que el anuncio de la captura del soldado era una "justificación de Israel para retirarse de la verdad y encubrir las masacres".

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, Yigal Palmor, le dijo a la BBC que sus soldados lo que hicieron fue responder a una agresión que parecía planeado por Hamas.

"Hubo un ataque de escala total sobre una unidad israelí que tuvo que responder", dijo.

Israel advirtió que la respuesta será "aplastante".