Santos advierte a las FARC que atentados pueden acabar con proceso de paz

  • 30 julio 2014
Juan Manuel Santos
"Ustedes continúan con eso, están jugando con candela y este proceso puede terminar", advirtió el mandatario

El presidente colombiano Juan Manuel Santos reaccionó duramente a la confirmación de que un atentado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) causó el apagón que desde el lunes tiene sin energía al puerto de Buenaventura, advirtiéndoles a los guerrilleros que ataques de ese tipo podrían acabar con el actual proceso de paz.

Buenaventura es el principal puerto de Colombia sobre el Pacífico.

"Ustedes continúan con eso, están jugando con candela y este proceso puede terminar", advirtió el mandatario desde el municipio de Palmira en el departamento del Valle del Cauca, en el suroeste del país.

"Timochenko"
El gobierno colombiano y las FARC mantienen conversaciones de paz desde noviembre de 2012 en La Habana.

Santos calificó la acción -que tiene sin energía eléctrica a 400.000 habitantes de Buenaventura- como "demencial" y como "un acto terrorista totalmente condenable".

Santos fue reelegido presidente el pasado mes de junio, prometiendo la continuación de los diálogos de paz que sostiene el gobierno colombiano y las FARC en La Habana desde noviembre de 2012.

Sin embargo, las partes no han acordado el cese de hostilidades.

Santos también críticó un atentado realizado en días pasados en contra de un acueducto en el departamento del Meta que dejó a 60.000 pobladores sin agua potable, advirtiéndole a los guerrilleros que con acciones semejantes estaban cavando "su propia fosa política" y cosechando el rechazo de la población.

Los enfrentamientos entre el ejército y el grupo guerrillero han continuado a pesar de las negociaciones.

"La ofensiva militar se mantiene con toda su contundencia", dijo Santos en su alocución en Palmira. "Y vamos a seguir hastas que terminemos las negociaciones. No hay nada diferente a lo que traíamos en el pasado".

En los últimos meses los guerrilleros han redoblado sus ataques en contra de la infraestructura del país, lo que ha hecho arreciar las críticas en contra de los diálogos de paz.

Contenido relacionado