Opositora venezolana María Corina Machado es imputada por instigación

  • 14 julio 2014
Machado estuvo al frente de las protestas contra Maduro.

La dirigente opositora venezolana María Corina Machado informó este lunes que fue imputada por la Fiscalía como supuesta autora de un delito de instigación pública, por su papel en las manifestaciones contra el gobierno de Nicolás Maduro iniciadas en febrero.

Machado, destituida de su cargo de diputada por la mayoría oficialista en la Asamblea, hizo pública su condición de imputada a la salida del Palacio de Justicia, donde acudió para saber por qué pesa sobre ella la prohibición de viajar fuera del país (algo de lo que se había enterado por la prensa).

Su abogado, Tomás Arias, explicó que la causa contra Machado se encuentra en el Tribunal 16 de Control desde el pasado 18 de junio. Ese día se dictó una medida de prohibición de salida del pais, de la que no tuvo conocimiento hasta hoy.

"Jamás se me informó de la existencia de una causa penal en mi contra, impidiendo así que me defendiera", dijo la líder en un comunicado de prensa.

Momentos antes, escribió entre exclamaciones en su cuenta de Twitter @mariacorinaya: "Me acusan no por algo que haya dicho o hecho, sino por lo que 'sus testigos' dicen que yo dije".

Acusaciones de magnicidio

María Corina Machado
En mayo, Machado fue acusada de participar en un plan de desestabilización, que incluía un magnicidio y un fracasado intento de golpe de Estado.

Machado aseguró que las medidas fueron adoptadas 24 horas después de haber prestado declaración en la Fiscalía durante más de ocho horas el pasado 16 de junio, cuando acudió en calidad de testigo por un delito "contra la independencia y la seguridad de la nación".

A finales de mayo, el alcalde del municipio Libertador de Caracas, Jorge Rodríguez, acusó a Machado de estar involucrada en un plan de desestabilización que incluía un magnicidio y un fracasado intento de golpe de Estado "para promover un baño de sangre en el país y así justificar una intervención extranjera".

Machado fue una de las más visibles líderes de las protestas opositoras que desde febrero dejaron más de 40 muertos, según datos del gobierno.

El pasado 23 de marzo, la dirigente fue despojada de su condición de diputada por aceptar ser "representante alterna" de Panamá ante la Organización de Estados Americanos (OEA).