BBC navigation

El drama de los migrantes que mueren de asfixia al tratar de llegar a Italia

Migrantes

Al drama de la migración en el Mediterráneo se suma el sobrecupo en las embarcaciones
que intentan llegar a las costas europeas desde África.

Los migrantes que cruzan el Mediterráneo para llegar a Europa huyendo de África no sólo se están ahogando en el mar, sino que están muriendo afixiados en los barcos que los traen.

En la madrugada de este lunes, equipos de rescate italianos recibieron un llamado de emergencia de un barco de pesca que transportaba a cientos de migrantes entre el norte de África y Sicilia, según lo reportaron medios de comunicación locales.

Pero esta vez no iban por el rescate de un naufragio, sino para evacuar a un grupo de personas que estaban sufriendo de angustia por viajar junto a 600 personas en un barco que apenas podía llevar unas 300.

Cuando los marinos de la Armada italiana llegaron para realizar la evacuación, de dieron cuenta que la situación era mucho más grave: unas 30 personas habían fallecido en el interior del barco.

De inmediato, un buque de guerra se acercó hasta donde estaba la embarcación. En este momento lo está escoltando hasta el puerto de Pozzallo, en Sicilia, donde los recibirán las autoridades italianas de migración.

Miles rescatados

Vea imágenes de la operación de rescate

Italia intercepta barcos con 5.000 migrantes

00:00:43

Inmigrantes cerca de Sicilia, Italia

La Marina italiana difundió imágenes de la operación de rescate de miles de inmigrantes, 5.000 según fuentes oficiales, este fin de semana en el Mediterráneo. En uno de los botes, con cerca de 600 tripulantes, hallaron al menos 30 cadáveres.

Vermp4

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

Pero este hecho es la muestra de una situación más urgente: las autoridades italianas aseguran que más de 60.000 inmigrantes han llegado al sur de Italia este año y que es probable que se supere el récord de 63.000 alcanzado en 2011.

Desde el viernes pasado, y sin contar esta última embarcación, la marina militar y la guardia costera italiana han rescatado siete barcos y salvado a 1.654 personas procedentes de la costa africana, asegura la prensa italiana.

El sistema de asilo italiano está bajo una inmensa presión de solicitudes. Y no puede afrontar solo el problema.

Europa ha visto como miles de personas arribaron este año bajo una premisa: cómo saben que la Armada italiana está rescatando naúfragos en el Mediterráneo, muchos se lanzan en la aventura de cruzar el mar.

El corresponsal de la BBC en Roma, Alan Johnston, comentó que los últimos rescates han puesto en evidencia una realidad desconcertante: los migrantes están dispuestos a todo por alcanzar las costas europeas.

Inclusive si eso significa morir en altamar viajando en frágiles e inseguras embarcaciones atestadas de gente.

"Están desesperados por moverse. Por el clima, por la seguridad, por la estabilidad. Cualquier cosa es mejor que lo que están viviendo en sus países de origen", dijo Johnston.

Las rutas de la migración

Bote con inmigrantes a bordo

Cientos de inmigrantes aún permanecen en el barco, que se espera atraque en Sicilia en las próximas horas.

Los migrantes que cruzan el Mediterráneo central –desde Libia y Túnez- provienen principalmente de países como Eritrea y Somalia, aunque también se ha incrementado el número de sirios que, huyendo de la guerra civil, se embarcan en el peligroso viaje.

El vocero de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Adrian Edwards, dijo en días pasados que "el fenómeno de la gente navegando en pequeños barcos a través del Mediterráneo hacia Europa es antiguo e involucra temas de asilo así como también de migración".

Según los datos disponibles, Libia se ha convertido en un popular punto inicial para la mayoría de estos viajes, explotando el vacío de poder que existe en el país.

La relativa corta distancia entre Libia y la isla italiana de Lampedusa impulsa a muchos a tomar el riesgo del viaje.

Pero el número de personas que usa las distintas rutas a través del Mediterráneo ha variado durante los últimos años.

Desde 2008 hasta 2012, un gran número de migrantes cruzó la frontera entre Grecia y Turquía en lo que se conoce como la ruta del Mediterráneo oriental, según un reporte de la agencia Frontex.

Las cifras de ACNUR sugieren que unas 25.000 personas viajaron desde el Norte de África hasta Italia en 2005, un número que rebajó luego a 9.573 personas.

Contexto

Temas relacionados

Destacamos

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.