1.500 millones de personas viven en tierras degradadas

  • 17 junio 2014
Tierras secas y agrietadas
El cambio climático está agravando la degradación de tierras, según la ONU.

Cerca de 1.500 millones de personas en el mundo viven en tierras que se están degradando, señaló Naciones Unidas este martes, Día Mundial de Lucha contra la Desertificación.

"La degradación de tierras, causada o exacerbada por el cambio climático, no es sólo una amenaza para la vida de los agricultores sino para la paz y la estabilidad global. Y ya ve sen señales de este riesgo en los conflictos entre comunidades por tierras y fuentes de agua", dijo en un mensaje el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

La ONU afirmó que cerca de dos mil millones de hectáreas podrían potencialmente ser recuperadas y destacó el ejemplo de Burkina Faso, Mali y Níger, donde se han restaurado cinco millones de hectáreas con medidas para combatir la desertificación.

Por otra parte, la actividad humana y los factores climáticos han causado la degradación de aproximadamente el 30% de la superficie de la Península Ibérica y el 5 % de este territorio está afectado por procesos de desertificación activos, según dijo un científico a la agencia EFE.

Los principales riesgos en España, según el investigador, Juan Puigdefábregas, de la Estación Experimental de Zonas Áridas del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, incluyen la agricultura intensiva del litoral mediterráneo y los nuevos olivares de Andalucía oriental.