Condenan a ex primer ministro de Israel Ehud Olmert por soborno

  • 13 mayo 2014
Ehud Olmert
Olmert fue condenado por aceptar dinero de los promotores de un complejo de viviendas de lujo.

El ex primer ministro de Israel, Ehud Olmert, fue condenado a seis años de prisión por haber aceptado sobornos cuando era alcalde de Jerusalén.

El tribunal de primera instancia dijo que el exmandatario aceptó miles de dólares de los promotores del proyecto "Holyland", un complejo de viviendas de lujo en un cerro del sur de Jerusalén, cuya construcción requirió cambios en normas de planeamiento.

Olmert, quien fue alcalde de Jerusalén entre 1993 y 2003, asumió el cargo de primer ministro en enero de 2006 por la incapacidad física de su predecesor, Ariel Sharón, a causa de un derrame cerebral.

Se espera que los abogados del expremier pidan al tribunal de Tel Aviv que emitió la sentencia que permita a Olmert, de 68 años, que permanezca en libertad hasta que el Tribunal Supremo decida sobre una apelación, un proceso que podría llevar meses.

Complejo Holyland
Olmert aceptó según la Justicia cerca de US$143.000 en sobornos por la construcción del complejo Holyland.

"Traición"

El juez David Rozen encontró a Olmert culpable de dos cargos por soborno y dijo que aceptó 500.000 shekels (cerca de US$143.000) de los promotores del complejo Holyland y 60.000 shekels (cerca de US$16.000) en otro proyecto inmobiliario separado.

Rozen dijo que los sobornos "contaminan el sector público" y "causan el colapso de la estructura del gobierno".

El magistrado agregó: "La gente que recibe sobornos genera sentimientos de rechazo y desprecio en el público hacia las instituciones estatales. Quien acepta sobornos es un traidor que traiciona la confianza que el público le ha otorgado".

El juez reconoció también "la gran contribución al país de Olmert", quien fue reconocido internacionalmente por haber trabajado hacia un acuerdo de paz con los palestinos.

Procesos

Olmert se vio involucrado en una sucesión de acusaciones de corrupción.

Hace dos años, el político fue absuelto de los principales cargos en casos separados sobre sus vínculos con un empresario estadounidense.

Estas acusaciones forzaron a la renuncia de Olmert como primer ministro en el 2008.

Olmert fue entonces llevado a juicio por otros casos: en el primero fue declarado inocente de recibir sobornos por un tribunal en 2012; y en el segundo, culpable de abuso de poder por el nombramiento de un allegado a un cargo público que requería un concurso.