La disculpa a medias de Donald Sterling por sus comentarios racistas

  • 13 mayo 2014
Entrevista a Sterling
La de CNN es la primera entrevista que da Sterling tras surgir la polémica.

El dueño de Los Angeles Clippers, Donald Sterling, suspendido de por vida de la liga profesional de baloncesto de Estados Unidos (NBA) por unos comentarios racistas hechos en privado, aseguró que es "una buena persona que cometió un error".

"Después de 35 años, ¿no tengo derecho a un error? Yo amo a mi liga, a mis socios. ¿No puedo equivocarme una vez? Es un error terrible y nunca ocurrirá de nuevo", dijo Sterling en entrevista con la cadena CNN. "Si dije algo malo, lo siento".

En la primera entrevista que concedió después del escándalo, expresó que se sentía "emocionalmente perturbado".

"No soy un racista", afirmó. "Estoy aquí para pedir disculpas".

El mes pasado, el multimillonario, de 80 años, fue suspendido de por vida y multado con US$2,5 millones después de que se publicaran los comentarios racistas que hizo en una conversación con una persona de su círculo íntimo que fue grabada.

Lea también: racismo y la NBA

En la conversación, se oía la voz de Sterling criticando a a esa persona por sacarse fotos en los partidos de los Clippers con personas de raza negra, después de que subiera a la red social Instagram una imagen suya con Earvin "Magic" Johnson.

El legendario jugador de Los Angeles Lakers criticó duramente a Sterling por los comentarios, lo cual no quedó sin respuesta por parte del dueño de Los Clippers.

"¿Él ha hecho todo lo posible para ayudar a las minorías? No lo creo. Pero lo voy a decir: es alguien grande, aunque no creo que sea un buen ejemplo para los niños de Los Ángeles".

"Una trampa"

Donald Sterling
Donald Sterling fue sancionado de por vida por la NBA.

Sterling dijo en la entrevista que le tendieron "una trampa" para que dijera lo que dijo. "Esa no es mi forma de hablar, nunca hablo sobre personas, sino sobre ideas y otras cosas".

"Cuando escucho esa grabación, ni siquiera sé cómo pude pronunciar esas palabras", explicó. "No sé por qué la chica me hizo decirlas".

Los otros 29 propietarios de equipos de la NBA tendrán que votar si despojan definitivamente a Sterling de su equipo obligándolo a venderlo, para lo que es necesario obtener una mayoría de un 75%.

De momento, la NBA nombró como responsable de la franquicia al ejecutivo Dick Parsons, de raza negra, quien por su parte expresó: "Yo señalaría, como la mayoría de estadounidenses, que es un poco tarde" para disculparse.

Sterling manifestó que desea seguir siendo el jefe de los Clippers y cree que sus años de buena conducta como propietario deberían ayudarlo en este caso.

El hecho de que un dueño de equipo de la NBA haya sido suspendido de por vida y que esté muy cerca la posibilidad de que sea forzado a venderlo es una decisión que no tiene precedentes en ese deporte, comenta Alfredo Ochoa de BBC Mundo.

"Que un comentario racista haya sido suficiente para expulsarlo es un hecho sin parangón y manda un mensaje claro de que en el siglo XXI hay cero tolerancia para este tipo de opiniones en la sociedad estadounidense, en especial en una liga donde el 80% de sus atletas son negros", indica Ochoa.

El comisionado de la NBA, Adam Silver, cree que la NBA conseguirá los votos que requiere, aunque según los abogados, Sterling podría disputar la venta de su equipo en los tribunales.

"Si los dueños sienten que merezco otra oportunidad, me la darán", afirmó Sterling.

Como para complicar más las cosas, otra cadena televisiva, ABC News, difundió extractos de una entrevista con la esposa de Sterling, Shelly, de quien está separada y que es dueña del 50% del equipo.

La señora Sterling dijo que peleará por lo que le corresponde. "No sé por qué debería ser castigada por las acciones de él", señaló.

Pero la NBA afirma que su constitución estipula que si se retira a un propietario del control del equipo, automáticamente termina el de los otros propietarios.

Otra estrella del baloncesto estadounidense, LeBron James, declaró que los jugadores de la NBA creen que nadie de la familia Sterling debería ser dueño de los Clippers.

Contenido relacionado