EE.UU.: Ohio cambia dosis de inyección letal luego de ejecución prolongada

  • 29 abril 2014
Dennis McGuire
McGuire había sido condenado a muerte por violar y matar a una mujer embarazada.

En Ohio, Estados Unidos, las autoridades anunciaron planes para aumentar las dosis en las inyecciones letales utilizadas para ejecutar a los condenados a muerte.

La medida ocurre luego que la ejecución con una nueva inyección de un asesino convicto tomara cerca de media hora.

Los abogados de Dennis McGuire, de 53 años, argumentan que sufrió una "agonizante" muerte en violación de sus derechos constitucionales.

Pero un estudio oficial determinó que estaba dormido y que no experimentó dolor.

Sin embargo, con el fin de "terminar con cualquier inquietud", el estado de Ohio aumentará la cantidad de sedante y analgésico usado en la inyección compuesta de dos medicamentos.

Testigos aseguran que la muerte de McGuire, quien violó y asesinó a una mujer embarazada en 1989, tomó 26 minutos por la acción del sedante midazolam y el analgésico hidromorfona.

Es la ejecución más prolongada desde que Ohio reanudó la práctica en 1999.

El estado se vio forzado a cambiar su inyección letal a un nuevo cóctel de dos sustancias luego que el fabricante danés de la inyección letal anterior se negara a permitir su uso para la pena capital.