Turquía introduce ley que amplía poderes del servicio secreto

  • 26 abril 2014

Una nueva ley que amplía las competencias del servicio secreto turco entra en vigor este sábado.

La normativa extiende la capacidad de interceptar conversaciones telefónicas, acceder a datos en poder de instituciones privadas y públicas y da a los agentes una mayor inmunidad frente a la justicia.

La ley también prevé penas de prisión de hasta diez años para los periodistas que publican información filtrada.

Se trata de la última de una serie de medidas, que incluyen un control más estricto de internet y medios sociales.

El primer ministro, Tayyip Erdogan, ha acusado a policías, fiscales y jueces de estar detrás de una información filtrada que lo implicaba en un escándalo de corrupción.