Deportan a turista británica de Sri Lanka por tatuaje de Buda

  • 24 abril 2014

Las autoridades de Sri Lanka deportaron a una turista británica por tener un tatuaje de Buda en su brazo, lo cual está considerado como una violación a las leyes de sensibilidad religiosa de ese país.

La mujer, Naomi Coleman, explicó que no sabía que su tatuaje podía ser ofensivo.

La Autoridad para el Desarrollo del Turismo de Sri Lanka manifestó preocupación por lo ocurrido con Coleman.

Los británicos conforman el segundo grupo de turistas más importantes del país, que experimentó un notable crecimiento en este sector el año pasado.

Las autoridades informaron que pagaron por el viaje de regreso de Coleman y que se ofrecieron a traerla de vuelta sin costo alguno si es que en el futuro se le permite regresar.