BBC navigation

Resuelven misterio de extraños sonidos oceánicos

Última actualización: Miércoles, 23 de abril de 2014
Ballena de minke

Decubiertas: las ballenas de minke son las que producen el extraño sonido antártico.

Un ruido misterioso que venía siendo registrado en las profundidades del océano durante más de 50 años es generado por rorcuales aliblancos, también conocidos como ballenas de minke común, según investigadores en Estados Unidos.

El extraño sonido que intrigó a los científicos

Escucha el misterioso ruido antártico.

Escuchemp3

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

El sonido aparece en el invierno y la primavera en el Océano Antártico, y había intrigado a los científicos por décadas.

Captado principalemente por submarinos, se manejaban diferentes hipótesis sobre las cuasas del ruido, desde barcos hasta peces.

Científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, US National Oceanic and Atmospheric Administration (Noaa), colocaron dispositivos en dos ballenas para registrar ondas acústicas y aseguran que grabaron el sonido misterioso.

El estudio fue publicado en la revista de la Academia de Ciencias del Reino Unido, Royal Society Biology Letters.

"Fue difícil encontrar el origen de la señal", dijo Denise Risch, autora principal del trabajo.

"Pero nadie había sido capaz hasta ahora de mostrar realmente que esta especie estaba produciendo el sonido".

Como un pato

Los científicos colocaron dispositivos en dos ballenas para registrar ondas acústicas.

El extraño ruido fue detectado por primera vez por submarinos hace alrededor de 50 años. Aquellos que lo escucharon se sorprendieron porque se parecía al graznido de un pato.

Desde entonces, el ruido repetitivo y de baja frecuencia ha sido grabado muchas veces en las aguas alrededor de la Antártica y la costa occidental de Autralia.

Los investigadores dicen que ahora tienen "evidencias concluyentes" de que proviene de las ballenas de minke antárticas (Balaenoptera acutorostrata) .

En 2013, se colocaron dispositivos de grabación acústica a dos de estos mamíferos marinos. Así se logró grabar a las ballenas haciendo el misterioso sonido.

"Era el animal que llevaba el dispositivo o un animal cercano de la misma especie el que producía el sonido", dice Risch.

Los investigadores aún no saben bajo qué circunstancias las ballenas de minke hacen sus distintivas vocalizaciones, aunque los sonidos grabados fueron producidos cerca de la superficie y antes de que los mamíferos se sumergieran en las profundidaes para alimentarse.

Ballenas de minke

El extraño ruido fue oído por primera vez hace 50 años.

El equipo de científicos sostiene que resolver este misterio les ayudará y conocer mejor a estas ballenas muy poco estudiadas.

Al identificar sus sonidos, dice Risch, podrán utilizarlos para observar a esta especie.

"Eso puede darnos el ritmo de su migración, el momento exacto en que llegan a las aguas del Ártico y cuándo vuelven a irse, así que podemos estudiar sus patrones migratorios".

Los científicos analizarán los datos recogidos en la estación PALAOA (Perennial Acoustic Observatory in the Antarctic Ocean), una instalación permanente de registro acústico del instituto alemán Alfred Wegener en Antártica.

Este no es el único enigma acústico que la ciencia ha resuelto recientemente.

Otro desconcertante sonido de baja frecuencia resultó ser el ruido de del hielo antártico al quebrarse.

clic Síganos en Twitter @bbc_ciencia

Contexto

Temas relacionados

En fotos

Destacamos

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.