Nicaragua en alerta amarilla tras terremoto

  • 11 abril 2014
terremoto en nicaragua
Hacia medianoche se habían registrado más de 300 réplicas.

Nicaragua está en alerta amarilla luego de que un sismo de 6.1 de magnitud sacudiera su territorio y dañara construcciones en varias ciudades, incluyendo la capital Managua.

El movimiento, cuyo epicentro se localizó a 44 kilómetros de Managua y a una profundidad de 13 kilómetros, se presentó a las 5:27 pm (23:27 GMT) de acuerdo con los datos ofrecidos por el Servicio Geológico de EE.UU.

"El terremoto se sintió a lo largo de la costa del Pacifico y tenemos informes que también se sintió en el centro del país", dijo a la prensa Guillermo González, jefe de la oficina gubernamental para el manejo de desastres.

González informó que unas 23 personas resultaron heridas a consecuencia de la caída de techos, paredes y objetos. Hasta la medianoche del jueves no se había informado de víctimas fatales.

El movimiento telúrico también se sintió en los vecinos El Salvador y Costa Rica.

Se vieron escenas de pánico en las calles de ciudades nicaragüenses, cuando muchas personas salieron a las calles en medio de una breve pérdida del suministro de energía eléctrica.

La energía eléctrica y la comunicación telefónica fueron interrumpidas en varias zonas del país, principalmente en Managua, lo que formó al cierre de comercios y oficinas.

Réplicas

En Managua las autoridades ordenaron evacuar a la población de habita en el antiguo centro, área que fue mayormente afectada con el terremoto de 1972.

Hasta la medianoche del jueves se habían producido 350 réplicas.

El presidente Daniel Ortega decretó la alerta amarilla, cancelando las clases en los departamentos de Managua y León.

"Nadie puede predecir que puede pasar en las próximas horas", dijo Ortega a medios locales.

De acuerdo con las autoridades, la zona más afectada es Nagarote, población emplazada sobre el lago Managua y a unos 30 kilómetros del epicentro

En Nagarote, Mateare y Momotombo se informó que unas 140 casas quedaron dañadas, algunas presentaban paredes y techos caídos.