Vuelo MH370: se agota el tiempo para encontrar la caja negra

  • 4 abril 2014
Bluefin 21
El Bluefin 21 es un vehículo submarino autónomo de la Marina australiana para la operación de búsqueda.

Los equipos de búsqueda del avión desaparecido de Malaysia Airlines comenzaron una nueva fase de la operación: el rastreo submarino de señales de la caja negra.

Funcionarios australianos a cargo de la misión afirman que dos barcos equipados con dispositivos electrónicos de inspección cubrirán un corredor de 240 kilómetros bajo el agua, con la esperanza de localizar el dispositivo que registra los datos del vuelo.

En total participarán en la búsqueda de este viernes 14 aviones y nueve embarcaciones, casi cuatro semanas después de la desaparición del vuelo MH370, cuyo rastro se perdió el 8 de marzo cuando viajaba desde Kuala Lumpur hacia Pekín.

Los expertos dicen que aún creen posible que se encuentren escombros del avión sobre la superficie del Océano Índico.

La búsqueda está siendo coordinada desde la ciudad de Perth, en Australia.

Vea toda nuestra cobertura sobre el avión desaparecido

Emisiones sonoras

Mapa de búsqueda del avión
Marcada en rojo, la actual área del búsqueda.

Angus Houston, jefe del Centro de Coordinación de Agencias Asociadas (JACC, por sus siglas en inglés) que lidera el operativo, dijo que dos embarcaciones han "iniciado la detección submarina en busca de las emisiones sonoras de la caja negra".

El barco naval australiano, Ocean Shield, está remolcando un localizador sonar de la Marina de Estados Unidos, mientras que la nave HMS Echo, que tiene la misma capacidad, también participa en la operación.

"Ambas embarcaciones buscarán en una sola pista de 240 kilómetros, repasando el curso de la otra", explicó el brigadier mayor retirado Houston.

Los emisores sonoros de la caja negra, que están alimentados por baterías, dejan de trasmitir unos 30 días después de un accidente, así que los investigadores tiene apenas unos cuantos días para localizarla.

Houston explicó que el área de búsqueda se seleccionó en base al análisis de los datos satelitales.

El análisis estima "cómo pudo ser la función del avión y cómo pudo haber sido volado", para escoger el "área donde con mayor probabilidad pudo haber impactado el agua".

El jefe de la misión señaló que esos datos están siendo refinados continuamente, pero que la búsqueda actual está basada en los "mejores datos disponibles".

Dado el progreso de la evaluación de los datos y los cálculos, "hay alguna esperanza de que encontraremos la aeronave en el área donde buscamos".

Búsqueda del avión de Malaysia Airlines
Buques continúan la búsqueda con sonares en el Océano Índico.

Contenido relacionado