Sri Lanka confisca pasaportes de activistas de derechos humanos

  • 21 marzo 2014
Protesta en Sri Lanka
Sri Lanka aún no se recupera de las heridas de la guerra civil.

Dos activistas de derechos humanos que fueron liberados el martes pasado en Sri Lanka, luego de haber sido arrestados bajo la legislación antiterrorista, fueron vetados de hablar con la prensa.

Los pasaportes de Ruki Fernando y Praveen Mahesan, quien es un sacerdote católico, fueron confiscados.

La decisión se produce en momentos en que el gobierno de la isla ubicada en el Océano Índico acusa al grupo separatista de los Tigres Tamiles de reagruparse en el norte del país, reclutando jóvenes desempleados.

El Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha expresado severas críticas al accionar de las autoridades de Sri Lanka y ha solicitado una investigación internacional sobre los presuntos crímenes de guerra cometidos durante las últimas etapas de la guerra civil.

Contenido relacionado