Los primeros impactos de las sanciones económicas a Rusia

  • 21 marzo 2014
Vladimir Putin
Las últimas sanciones apuntan al círculo íntimo de Vladimir Putin.

Los principales índices bursátiles rusos cayeron en las primeras horas de operaciones como reacción al anuncio de sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea.

Dos agencias internacionales de crédito han degradado la categoría de la deuda rusa por el posible impacto que estas sanciones pueden tener en la economía del país.

Las compañías de tarjetas de crédito VISA y Mastercard han dejado de ofrecer su servicio a dos bancos rusos, Rossiya y SMP.

Mientras las primeras sanciones aprobadas por Washington y Bruselas fueron dirigidas a los funcionarios en el gobierno y en el Parlamento ruso vinculados a la anexión de Crimea, las nuevas sanciones están dirigidas al círculo de allegados del presidente Vladimir Putin, incluyendo algunos de sus más antiguos amigos y colegas.

Los que no han sido incluidos son los principales dirigentes de la economía rusa ni los jefes ejecutivos de las grandes compañías petroleras y gasíferas Rosneft y Gazprom.

¿Funcionan las sanciones?

Tal como explica Linda Yueh, corresponsal de negocios de la BBC, un estudio a largo plazo publicado por el Instituto Petersen, con sede en Washington, encontró que las sanciones económicas son parcialmente exitosas en un 35% de los casos.

De los 174 ejemplos investigados desde la Primera Guerra Mundial, los casos que más resultados tuvieron fueron aquellos en que el objetivo era modesto, como la liberación de un preso político, en los cuales se logró 50% de éxito.

Pero cuando el objetivo era más ambicioso, como cambiar una política importante, la tasa de éxito disminuyó a 30%.

Por ejemplo, las sanciones económicas de Estados Unidos contra Cuba impuestas desde los 1960 fueron consideradas en su mayoría un fracaso ya que el embargo perjudicó los estándares de vida de los habitantes pero no se obtuvieron efectos discernibles sobre un cambio de gobierno.

Cambio de valores ruso
El rublo también cayó el viernes.

Pero más recientemente, las sanciones contra Irán, que incluyeron bloqueos de petróleo y cuentas bancarias en el extranjero, ayudaron a que los iraníes se vieran presionados a sentarse a la mesa de negociaciones para acordar inspecciones en su programa nuclear.

La siguiente pregunta, afirma Linda Yueh, es si se impondrán sanciones económicas a gran escala contra Rusia.

Algunos inversores no esperaron la respuesta. La agencia de calificación de riesgo Standard & Poor calcula que US$60.000 millones salieron del país en los tres primeros meses del año, lo cual es casi el equivalente de la fuga de capitales del año pasado.

"El otro factor sobre la imposición de estas sanciones económicas es que a menudo perjudican a quienes las imponen", dice la corresponsal de la BBC.

"En el caso de Irán, los precios del petróleo se incrementaron tras el embargo de 2012, llegando a los US$110 por barril".

"Esto forzó a las refinadoras europeas, que importaban casi medio millón de barriles al día, a buscar alternativas", señala Linda Yueh.

Y agrega que "ya que Rusia es el mayor abastecedor de energía a Europa y también es uno de los tres principales productores de petróleo del mundo, habrá extensas consecuencias económicas, y no sólo para Rusia".

Contenido relacionado