El "pollo del infierno", una inédita especie de dinosaurio con plumas

  • 20 marzo 2014
Anzu wyliei
Los investigadores dicen que el Anzu wyliei parecía una cruce entre un avestruz y un lagarto.

Científicos en EE.UU. anunciaron el descubrimiento de una nueva especie de dinosaurio que aparentemente estaba cubierto con plumas.

Con su extraño hocico y pico, la cresta de su cráneo y sus garras, los investigadores dicen que el Anzu wyliei parecía un cruce entre avestruz y lagarto.

Es el ejemplar de mayor tamaño hallado en América del Norte de un tipo de dinosaurio con características de ave que fue mucho más común en Asia.

El nombre de este dinosaurio proviene de Anzu, un pájaro-demonio de la mitología mesopotámica.

Los investigadores dicen que hay evidencias de que la población de dinosaurios aumentó hasta hace unos 66 millones de años, cuando se cree que fueron aniquilados por el impacto de un asteroide.

Sus fósiles ofrecerán nuevos detalles sobre cómo sucedió esta extinción, aseguran los autores en un artículo publicado en Plos One Journal.

El pollo infernal

Anzu Wyliei
El nombre del este dinosaurio proviene de Anzu, un pájaro-demonio de la mitología mesopotámica.

El animal fue identificado a partir de unos trozos de esqueletos que fueron recogidos en Dakota del Norte y Dakota del Sur (EE.UU.).

"Teníamos indicios de que podía haber una criatura como ésta. Con el hallazgo de estos huesos logramos juntar el 80% de su esqueleto. Así podemos conocer al detalle la estructura ósea de este animal y sacar conclusiones sobre su biología", dice Hans Sues, del departamento de Paleobiología del Museo Nacional de Historia Natural Smithsoniano, en Washington.

"Anzu es una criatura extraña dentro de los estándares de dinosaurios. Su cráneo es extraordinariamente alargado y tiene una cresta fina con un hocico y pico con bordes afilados. La comisura de su mandíbula tiene también una movilidad especial que podía ser utilizada para cortar vegetación y carne", dice Sues.

Del tamaño de un coche pequeño, el dinosaurio también tenía garras y plumas en sus extremidades superiores.

Pertenece a un grupo conocido como Oviraptorosauria, cuya existencia prueban fósiles encontrados en el este y centro de Asia.

Los huesos del Anzu son, pues, la primera evidencia detallada de que los oviraptorosauros también vivieron en América del Norte.

Los científicos lo han bautizado como "el pollo del infierno" por su apariencia y por el lugar donde fue encontrado.

El especímen fue hallado en una formación geológica conocida como Hell Creek (arroyo del infierno), un sitio en el que se han encotrado muchos fósiles de dinosaurios.

Aunque los huesos del Anzu fueron descubiertos hace varios años, los investigadores trabajaron "largo tiempo", añade Tyler Lyson, quien encontró uno de los esqueletos en 2009.

Los restos óseos tuvieron que ser catalogados y comparados con otros especímenes y la evidencia fue revisada por otros científicos.

Por eso, dicen los expertos, puede tomar hasta una década anunciar un hallazgo como este.

Síganos en Twitter @bbc_ciencia