Aumenta presión occidental contra Rusia por el referendo en Crimea

  • 12 marzo 2014
Obama y Yatsenyuk
Barack Obama se reunión en la Casa Blanca con el primer ministro interino de Ucrania, Arseniy Yatsenyuk.

Líderes occidentales advirtieron a Rusia que desista de sus esfuerzos por anexarse la región de Crimea ya que de lo contrario enfrentará sanciones.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo que Moscú pagaría un precio si sigue por su actual camino.

Hablando desde la Casa Blanca, tras reunirse con el primer ministro interino de Ucrania, Arseniy Yatsenyuk, Obama dijo que un referendo, programado para el domingo, sobre la anexión o no de Crimea a Rusia, constituye una violación a la legislación internacional.

Más temprano, la Unión Europea y el G-7 -el grupo que congrega a siete naciones industrializadas- afirmaron que emprenderían acciones contra Rusia si el referendo llega a tener lugar.